El embarazo, parto y post parto, deja sus marcas en todas las mujeres, la diferencia está en que cada mamá es diferente y por lo tanto, si en algunas no quedan estrías por su tipo de piel y cientos de otras variables, esto lamentablemente no es la norma y habrán en cambio muchas otras mamás que sí tendrán variaciones en su aspecto físico y eso no es fácil de asimilar.

Y es que volver a tener exactamente el mismo cuerpo que tenías antes de embarazarte es difícil, ya que tu piel nunca se habrá estriado tanto, subirás abruptamente de peso en un par de meses y tu cuerpo sufrirá diversas alteraciones hormonales que provocarán cambios. Sin embargo, sí es posible volver a tener una figura saludable.

Lo importante de saber es que sí bien tu cuerpo cambió, antes de sentirte complicada por esta nueva figura, piensa que primero creaste una nueva vida y ahora estás a cargo de ella, entonces, con calma, planifica acciones concretas para trabajar aquellas zonas que quieres mejorar, una buena alimentación y hacer algo de ejercicio es siempre el mejor punto de partida y luego de ahí tomar otras opciones, siendo en este sentido muy efectivos y prácticos por sus rápidos resultados, el probar tratamientos estéticos no invasivos, estos van a depender del objetivo que se quiera lograr, pero si pensamos concretamente en dos áreas a trabajar: modelar la figura y mejorar el aspecto de la piel, acá una selección de alternativas estéticas no invasivas que según explica la Clínica Le Ciel consisten en:

Radiofrecuencia Tripollar: La radiofrecuencia tripolar es un tratamiento corporal no invasivo utilizado para definir el contorno corporal, mejorar la flaccidez y la celulitis. Mediante esta energía se produce un calentamiento profundo y controlado de la dermis y el tejido graso, preservando la epidermis del daño térmico.

Lipoescultura sin cirugía LPG
: La lipoescultura sin cirugía, se obtiene gracias a un procedimiento que se efectúa con un equipo de alta tecnología que, mediante un sistema de succión con dos rodillos mecanizados y computarizados, realiza un masaje profundo de la piel y del tejido subcutáneo a una presión constante y sostenida desde el inicio hasta el final de la sesión. La dirección, compresión y velocidad están determinadas y estandarizadas en el sistema digital del equipo de tal forma que la piel no es sometida a ningún tipo de stress por fricción y al contrario de muchos equipos similares que provocan flaccidez, LPG tiene la gran ventaja de estimular la producción de colágeno y elastina tornando la piel más tersa, suave y lisa.

Coolsculpting:Es el tratamiento reductivo más innovador, que no requiere cirugía y se encarga de la reducción de grasa corporal. Esta tecnología revolucionaria es capaz de eliminar grasa corporal con el frío, logrando una reducción notable y natural.

Por otro lado, si lo que se busca es mejorar la apariencia de las estrías provocadas por el estiramiento de la piel, existe la tecnología MEP con resultados comprobados y efectivos. Natalia Mandujano, kinesióloga de Clínica Le Ciel, explica que este tratamiento consiste en ir por cada una de las estrías introduciendo una pequeña aguja de acupuntura, la cual llevará microcorriente con el fin de desencadenar el mecanismo de reparación de la piel. El resultado será una estría más tenue.

Existen ciertos factores que ayudarán a que el tiempo que demores en obtener los resultados esperados sea menor, por ejemplo, si seguiste los consejos alimenticios de tu médico, consumiste mucha agua o si mantuviste actividad física durante la gestación, influirá de forma positiva en que los efectos post embarazo sean menos agresivos. Además, siempre es ideal que las mujeres luego de tener a su bebé continúen con esos hábitos saludables y ejercicio para ver resultados, y mantenerlos en el largo plazo.

Por lo general, todos los tratamientos mencionados duran aproximadamente tres meses si es que se combinan distintas técnicas y tecnologías, y se inician después de los 6 meses de nacido el bebé o terminado el periodo de lactancia. Las contraindicaciones varían según cada tratamiento, por lo que siempre será necesario una evaluación previa por parte de especialistas de la clínica donde te harás los tratamientos, que de todas maneras debe ser siempre un lugar de prestigio y con calidad certificada.