Yo no soy de esas mamás “eco-algo”, en general soy poco dada a sumarme a tendencias. Sin embargo, en la medida en que mis hijos han ido creciendo, me he ido dando cuenta de que es sumamente necesario dejarles algún tipo de legado respecto al cuidado de su entorno. Acá los cambios en los que he estado trabajando para ser un poquito, tampoco taaaanto, más sustentable en el día a día y cómo puedes tú también mader empezar a aplicarlos:

5 cambios en 5 ámbitos de tu vida para una maternidad y crianza más sustentable

1. Alimentación: Puedes partir por cultivar un pequeño huerto, comprar frutas y verduras en ferias, no comer alimentos procesados y preferir una alimentación saludable, no utilizar en exceso plásticos para guardar comida o para comer y por sobre todo, enseñar a tus hijos que los recursos naturales no son para siempre y que por lo mismo, están entre todos cuidándolos.

2. Vestuario: No se trata de que comiences a comprar todo lo que sea 100% sustentable porque evidentemente ese es un gasto mayor, pero sí puedes hacer que la ropa te dure mayor tiempo, privilegiando el que tengan siempre un buen lavado y también comprando menos ropa pero que sea de calidad antes que cantidad.

3. Organización del hogar: Acá, junto con la alimentación y el vestuario, también puedes introducir cambios globales en el hogar, por ejemplo, con el reciclaje de desechos en materiales como el vidrio, plásticos y papel. Por otro lado, puedes organizar la limpieza, la forma de calefaccionar y el ahorro de los recursos como la electricidad y el agua con electrodomésticos de línea blanca que maximicen el consumo de energía.

4. Entorno: Enseñar a los niños algo que a nosotros nos cuesta como adultos no es fácil, pero entre todos pueden ayudarse a realizar cosas para un entorno más sustentable por ejemplo, cuidar los espacios públicos con algo tan simple como no botar la basura fuera de los basureros, cuidar el agua en cuanto a su uso en la casa o como parte de un paisaje, cuidar y respetar a los animales. En fin, son muchas las cosas que podemos hacer por nuestro entorno. Parte o sigue practicando porque ese es el camino.

5. Sociedad: Dicen que se necesita de todos para lograr un cambio o “it takes a village” como dirían los norteamericanos, y es cierto, es muy difícil tratar de crear nuevos hábitos en una sociedad pero cada pequeño esfuerzo cuenta y por lo mismo, si quieres vivir más sustentable entonces contagia a todos con el espíritu. Parte por tu núcleo familiar aplicando los consejos en alimentación, entorno, vestuario y economía y luego extiende tus prácticas a tus amigos y lugar de trabajo. Verás como de a poco irás impactando con cambios significativos.