Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Junio 18th, 2015 - Sin Comentarios »

5 tips para ir al supermercado con tus hijos

Te has dado cuenta de que a medida de que tu hijo o hija crece se hace cada vez más complejo ir de compras al supermercado con él o ella? O peor aún, en un plazo no mayor a 2 años decidiste volver a crear tu propia gente y ahora tienes 2 hijos con los que tienes que salir! 2! no 1, 2!.

Bien, con ese último e importante punto aclarado, es que es necesario tomar algunas precauciones en estos días cuando necesitamos tener comida dentro del refrigerador y hay que aperrar y partir no más al supermercado con los cabros chicos a cuestas. A continuación, 5 tips para sobrevivir a la experiencia de comprar en el supermercado con ellos.

1.Llevarlos con algún juguete. Tomar esta actividad como una hazaña, un desafío o una prueba es la clave para el éxito, nada de decir “pero esto es fácil” o hacer suposiciones de que tu hijo se portará bien porque ellos son capaces de leer tu pensamiento y demostrarte lo equivocada que estabas. Por lo mismo, prepara con antelación la misión y lleva algún juguete (ojalá atado al carro para que no lo pierdan porque ya me he visto en el Servicio al Cliente pidiendo que pregunten en altavoz si alguien encontró un tigre y claro, después la gente se asusta pensando que efectivamente dentro del super hay un tigre y corren).

2.Sentarlos en el carro y pedirles que te ayuden a comprar. Sea la edad que tengan, siempre te pueden ayudar, si son más chicos pídeles que te muestren lo que quieren y lo echas al carro (después lo puedes dejar en otro pasillo si eligieron pañales para adulto por ejemplo) Si son más grandes, diles que elijan ellos sus yogures o fruta y luego les muestras la lista y les dices que borren el ítem con su dedito).

3.Llevarlos a la parte de los juguetes primero. Para hacer la misión entretenida, llévalos a la parte de los juguetes al comienzo (ubicada estratégicamente en los super, hum, al comienzo) y que juegue un rato, si empieza a pedir un juguete, pregúntale qué juguete le gustaría tener, luego mira a un trabajador del supermercado y cuéntale que él es el dueño de todos los juguetes y que para su cumpleaños o Navidad llegará el juguete, jugada peligrosa pero distractiva porque claro, pueden recordártelo para siempre o bien se les olvida 10 minutos más tarde. Otra opción es decirles que el supermercado les presta un juguete pero luego el juguete se pierde y aparece el juguete que llevaste en mi primer lugar como el gran salvador.

4. Si la opción 3 falla y te enfrentas a una pataleta, no lo lleves NUNCA a la parte de los juguetes. Uno conoce a sus hijos y sabe cómo reaccionarán, he visto más escándalos de los que quisiera ver en el supermercado ante un NO firme de un padre a su hijo por un juguete, así es que si tu hijo es determinado y no aceptará jamás una negativa, entonces la parte de los juguetes queda vetada.

5. Compra con lista y marcas ya elegidas. Los niños te dan un determinado tiempo para comprar, es como si te dijeran “ok mamá, hagamos esto pero en una hora” y cuando vas en la hora un minuto te das cuenta de que tu tiempo se terminó a la primera maña, por eso compra con lista hecha previamente en la casa, no te dediques a vitrinear y se fiel a tus marcas, no improvises. Recuerda todo el tiempo que estás en una misión y que debes cumplirla y salir triunfante.