Por: - Junio 3rd, 2016 - Sin Comentarios »

Consumir frutas en el embarazo conlleva a un increíble beneficio para tu hijo

mama y frutas

Si estás embarazada y esos antojos de fruta, frutas cítricas, dulces, más amargas, las que sean, no te dejan en paz, si ya tuviste a tu hijo y no entendiste durante el embarazo por qué tantas ganas de comer frutas, acá también encontrarás la explicación y por último, si estás embarazada y no estás comiendo suficiente fruta, entonces este post te dará ahora una excelente razón para aumentar su consumo.

Un reciente estudio llegó a la conclusión de que las mujeres que consumían una mayor cantidad de frutas que la que usualmente consumían pre-embarazo, tuvieron hijos que al cabo de un año dieron porcentajes más altos en pruebas de CI (Coeficiente Intelectual).

Analizando data de 3 mil quinientos niños y sus familias, estudiados por la Universidad de Alberta en Canadá, los investigadores encontraron que aquellas mamás que consumieron entre 6 a 7 frutas diarias (incluidos los jugos), dieron a luz a niños que en promedio sacaron entre 6 a 7 puntos más en pruebas de Coeficiente Intelectual.

Aunque los resultados de este estudio, no son concluyentes respecto a cómo potenciaría la fruta en el desarrollo intelectual de los niños durante el embarazo, al parecer tendría directa relación con el maravilloso y complejo sistema de alimentación que creamos en el vientre a través del cordón umbilical. ¿Hermoso cierto?

No obstante estos descubrimientos, el consumo debe seguir siendo moderado, un poco más alto de lo que normalmente podríamos consumir pero con mesura, es decir, no pasarse literalmente todo el día consumiendo fruta, ya que un consumo en exceso, como todo exceso, puede acarrear problemas con el azúcar, (las frutas contienen fructosa) y esto repercutir en el bebé que está por nacer.

Además, al menos para mi, comer frutas en el embarazo me ayudó muchísimo a controlar el hambre infernal que sentía en las noches y la acidez del tercer trimestre y si eso trae consigo un niño más inteligente, entonces ¡fue un gran negocio!

Relacionados