Un reciente artículo publicado por el diario La Tercera, reveló que dos son los nombres más utilizados por los padres al momento de buscar cómo llamar a sus hijos.

Según datos del Registro Civil, desde el año 2000 al 2015 el nombre de Sofía y Benjamín han estado liderando las listas de los 10 más inscritos cada año. Sofía ha sido el favorito para las niñas por más de 6 años y Benjamín por 9 años.

Las razones del porqué los padres han escogido durante años estos nombres para dar a sus retoños radicaría según el artículo por diversos factores, uno de ellos apunta a la sonoridad de los nombres; al tener “i” entre medio se vuelven más dulces, permiten con mayor facilidad dar diminutivos como “Sofi” o “Benji” e invitan a ser recordados con mayor facilidad, no son nombres rudos o toscos y se acompañan bien con los apellidos nacionales.

Otro factor que incide podría ser también la imitación tanto a nivel local como internacional, de hecho en Argentina y otros países latinoamericanos, Sofía y Benjamín lideran las listas de nombres más inscritos.

Por otra parte, estos nombres son considerados “neutros”, es decir, no discriminan ni se encasillan en estratos sociales, aunque el artículo señala que al mismo tiempo podría deberse a una búsqueda de los padres por dar a sus hijos un nombre que no los estigmatice.

Desde el año 2000 al 2015 el nombre de Sofía y Benjamín han estado liderando las listas de los 10 más inscritos cada año. Sofía ha sido el favorito para las niñas por más de 6 años y Benjamín por 9 años.

Le siguen en la lista de los más utilizados para niñas los nombres de Martina, Catalina, Constanza y Javiera y para niños, Agustín, Matias y Sebastián.

En retirada en cambio, van saliendo Sara, Carolina, Valeria, Jacinta, Raimundo, Patricio, Antonio, Jorge y Manuel.

Y aunque el fenómeno de escoger Sofía y Benjamín con tanta frecuencia se mantiene, más y más padres buscan dar originalidad a nombres tradicionales, como Balentina con “b” en vez de “v” o el caso de Alonso para los niños, que ahora se está comenzando a escribir con “z”, cosa que para mí me sorprende muchísimo dado que es mi apellido. Je je.

O bien poner nombres poco frecuentes, eso nunca ha dejado de pasar y aquí destacan algunos inscritos como Vida, Lluvia, Cesi (ese sí que no lo había escuchado nunca) y para los niños: Sting, Estiben o Jharrizon.

¿Y ustedes? ¿Cómo escogieron el nombre de sus hijos? Acá, mi experiencia eligiendo el nombre de mi primer hijo: Julián.