Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Mayo 19th, 2017 - Sin Comentarios »

Mi experiencia y la de otras mamás cambiando pañales: Los sí y los no

Estando casi al final de mi primer embarazo, recuerdo haber pasado largo rato contemplando en esas últimas semanas de espera, todas las cosas que usaría mi futuro hijo. Tomaba su ropita y la ponía en mi panza, asombrada por lo pequeño que era todo y también asustada porque, aunque no lo conversaba con nadie, me daba un poco de pánico no saber cómo bañarlo, ponerle la ropa, mudarlo y cambiar con éxito un pañal, pensando además que no había investigado lo suficiente sobre pañales y que la opción de haber comprado de todos los tamaños y marcas no era quizás la mejor decisión.

Y con esa última corazonada, no me equivoqué. Por eso, con mi segunda hija, partimos inmediatamente con los Pampers Premium Care y con eso evitamos, desde el día número 1: pañales pasados, pañales mal puestos y sin protección para su delicado ombligo de recién nacida y por sobre todo, pañales duros e incómodos para su piel y difíciles de colocar.

Relacionado: 5 cosas que he aprendido sobre pañales con dos niños

Hasta ese momento, mi única experiencia cambiando pañales había sido cambiando a mi hermana menor, 20 años atrás. Y dado que no tenía mayor información al respecto, me guié por los consejos de los primeros días en la clínica con la ayuda de las matronas y personal de neonatología, para luego ir preguntando, disimuladamente, a mis amigas mamás cómo diablos era que lo hacían para que la muda de pañal fuera perfecta y no un desastre el 80% de las veces.

Sobre mi experiencia y la experiencia de mamás a las que pregunté sobre distintas situaciones, tips y preferencias es que les comparto a continuación esta serie de instancias cambiando pañales que sin duda, todas o hemos vivido, estamos viviendo o bien, nos tocará vivir:

Los mejores tips y consejos de mamás para cambiar pañales: Qué hacer y que definitivamente no hacer:

1.-Cambiando pañales el primer día. “La primera vez que le cambié los pañales a mi hijo fue en la clínica, pero la operación estaba muy controlada así es que no cuenta. Lo real fue cambiarle el pañal de regreso a casa, cuando al tratar de doblar el pañal en la zona del ombligo, simplemente no lograba hacer que se quedara metida hacia adentro la pretina del pañal. Así es que, error, corté algunos con tijera que después se desarmaron. Moraleja: a las 2 semanas preguntando en la farmacia, me recomendaron comprar los Pampers Recién Nacido que tienen un recorte a la altura del cordón para mantenerlo seco y expuesto al aire para facilitar su cicatrización.” (Mi experiencia con el primer hijo)

2.-Cambiando pañales el primer mes. “El mejor secreto que aprendí cambiando pañales es siempre poner los pliegues del pañal o bordes hacia adentro. Con eso, más un pañal que te asegure más de 8 horas de sequedad, no tuvimos accidentes de pañales pasados con mis dos hijos.” (Jhoselyn, mamá de dos niños)

3.-Cambiando pañales en la noche. “Creo que el mejor tip que aprendimos con mi marido cambiando pañales en la noche fue ojalá NO cambiarlos en la noche, especialmente cuando están regulando su sueño y ya duermen más horas de corrido. En este sentido, recomiendo de todas maneras los Pampers Premium Care porque en nuestra experiencia, son los que más duran secos durante la noche y al otro día despiertan y ¡a cambiarlos!” (Paula, mamá de tres niños)

4.-Cambiando pañales en un viaje, un restaurant o lugar público. “Para los viajes, imprescindible pañales suaves, cómodos en los pliegues y que duren un par de horas. Además, como tip, compra solo para esta ocasión, pañales de una talla más grande para que puedan estar aún más a gusto si es que tienen que ir mucho rato sentados”. (Loreto, mamá de un niño)

“Las toallitas tipo wipes pero de buena calidad, sin perfume y bien húmedas son ideales para salir con niños en lugares donde difícilmente podrás mudarlos. Infaltables en mi bolso de mudas con varios pañales extras”. (Francisca, mamá de dos niñas)

5.-Cambiando pañales cuando comienzan a caminar y no se quedan quietos nunca. “Dado que se mueven más, el pañal tiene que ser más liviano y no molestar y eso lo fui descubriendo con mi primer hijo, que al comenzar a caminar notaba que no se sentía cómodo en sus primeros pasos y apenas unos meses más tarde, ya caminando, me pedía que le sacara el pañal para estar más libre, GRAN error jajajaja”, así es que en ese sentido, totalmente recomendado el Pampers Pants. (Mi experiencia).

“Distraerlos con un juguete o un móvil a veces no es suficiente, por eso, en la medida en que iban creciendo mis hijos, los cambiaba de pie, con estos pañales tipo calzón o pants y santo remedio.” (Andrea, mamá de dos niños)

6.-Cambiando pañales cuando están enfermos, con dermatitis o coceduras. “El peor consejo lejos es el haber cambiado marcas, si usas una ya o descubriste cuál es la que mejor se adapta a tu bebé, entonces quédate con esa siempre, evitarás dermatitis y gastos innecesarios en cremas y nervios por coceduras de pompas”. Personalmente, yo después de una pésima experiencia, aunque cuesten un poquito más, pero ni tanto más porque siempre hay promociones en los supermercados y farmacias, me quedé con los Pampers Premium Care y con ellos seguí con el resto de mis hijos.” (Paula, mamá de tres niños)

7.-Cambiando pañales el último año de pañales. “El proceso de dejar los pañales no es de un día para otro y todos los niños van a su ritmo, creo entonces que lo mejor al comienzo de este último año de pañales”, ha sido ponerle pañales por un rato en el día, darle el espacio para que pueda regularse y luego, sagradamente, su pañal de noche. Con mis 3 niños lo hice así y ahora con la cuarta y última hija lo haremos igual.” (Claudia, mamá de cuatro niños)

Post Patrocinado por P&G

Relacionados