“Mira ese niño haciendo mañas mi amor, ¿tú no te vas a portar así ya?” Quien nunca ha escuchado o pronunciado esa frase, por favor, que ojalá no le caiga un rayo porque de ser así, no habrían personas en la tierra.

Y es que en la crianza de nuestros hijos, a veces pasa que, o bien estamos tan agotadas que no sabemos ya cómo encontrar más estrategias para lograr un comportamiento esperado, especialmente en público, o también sucede que simplemente no se piensa demasiado en el asunto y se cae en este tipo de conductas, donde ciertamente es muy fácil observar el mal comportamiento de un niño para así modelar la conducta del propio.

Pero lo cierto es que en concreto, no se está logrando ningún aprendizaje significativo al señalar una mala conducta de un niño frente a sus papás para esperar a que no se repita. Lo único que se consigue con este tipo de actitudes es impactar en los adultos, el niño probablemente ni se de cuenta, en cambio uno como mamá si lo nota, y se siente más mal de lo que ya está por el berrinche en público del retoño y de paso, cuestiona su crianza, su rol de madre y hasta las capacidades del propio hijo.

Las primeras veces en que me pasó esto, con mis dos hijos, niños normales que más de una vez han hecho una pataleta digna de un Oscar en público, sentía por supuesto un poco de vergüenza, pero un día dije “no más” y desde ahí cada vez que he escuchado algún comentario de este tipo simplemente los ignoro y me preocupo de abrazar harto a mis hijos y darles besos, porque si vamos a seguir de mal ejemplo, entonces que me vean “malcriándolos” con amor y no con castigos.

Pero como no solo se trata de pedir que no se eduque a través de tus hijos, hay que hacer también la reflexión y no hacer lo mismo en casa, no comparar a tu hijo con otros niños y tampoco ponerlos de ejemplo. Aunque sea un camino fácil, una crianza más positiva y que enseña en vez de corregir, refuerza siempre lo bueno del niño, lo que tú y no otros, ven de él.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Tendencias x Nosotras donde soy columnista en el diario Hoy x Hoy.