“Estoy cansada de que me conviertan esto de ser mamá en un estereotipo, que me digan que aaah porque no hago esto o lo otro, entonces soy esa mamá o esta otra mamá”, me comentaba una amiga mamá hace unas semanas, mientras revisábamos las redes sociales esperando a nuestros hijos a la salida del colegio.

Me fui de vuelta a la casa pensando en sus palabras y en la noche, como lo hacemos probablemente todas las mamás, revisé mi teléfono y mis cuentas de redes sociales y me di cuenta de que, efectivamente, al parecer esto de la maternidad se ha puesto de moda, tan de moda que resulta que ahora hay tendencias, y que al parecer si no las seguimos, no entramos en categorías.

¿Y qué son estas categorías? ¿Para qué tanto? ¿Por qué tengo que definirme como mamá y gritar a los cuatro vientos que no soy perfecta, súper mamá o la más dedicada de todas?

Por eso, prefiero sinceramente, no calzar con nada, no tener etiquetas ni #hashtags que sirven a las campañas publicitarias que agotan. Sí me importa lo que piensen y definan mis hijos de su mamá, mi marido y mi propia madre, de cómo es que soy yo como madre.

Pero a veces, entre tanta información, me ha pasado que he dejado de escucharlos y he caído, en ver un posteo de Instagram de una mamá a la que le sale todo perfecto, a la que nunca tuvo ni tendrá un problema con la lactancia, con el sueño o la comida de sus hijos…y bueno, me cuestiono, ¿Lo estaré haciendo realmente bien?

Afortunadamente, tengo el poder de cerrar las redes sociales, (¡Y ustedes mamás también lo tienen!) callar toda esta moda de la maternidad, y volver a mi centro, a mi núcleo, a mi propia maternidad, única, incomparable a otras.

Porque solo yo y nadie más, puede saber qué es lo mejor para mis hijos y para mí, pero para eso, hay que reflexionar, respirar hondo y volver a lo esencial, y en eso no hay moda, no hay publicidad. Soy solo yo, soy la mejor mamá para mis hijos y ellos, los mejores hijos para esta mamá.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Tendencias x Nosotras donde soy columnista en el diario Hoy x Hoy.