Por: - Enero 18th, 2016 - Sin Comentarios »

¿Por qué es bueno hacer ejercicio en el embarazo? Beneficios y tipos de rutinas a realizar

embarazada_ejercicio

Hacer ejercicio durante el embarazo, especialmente a partir del segundo trimestre es muy importante para que tanto guagua como mamá estén durante la gestación en óptimas condiciones de salud.

Por esto, a pesar de que puedas haber leído o escuchado que no era recomendable hacer ejercicio en esta etapa, no es así, si llevas un embarazo tranquilo y fuera de peligro entonces no hay problemas, eso es únicamente en casos especiales donde la actividad física se interrumpe por riesgos de perdidas o por embarazos de alto riesgo.

Y aunque estés cansada, especialmente en el primer trimestre, hay que hacerse el ánimo. Hoy existen cientos de tipos de entrenamientos que se ajustan a cada una de las mujeres en período de gestación. Lo más recomendable es caminar, nadar, hacer ejercicio elíptico, pesas -mediana intensidad- y elongación, que con una previa consulta y aprobación del médico, podrán disfrutar de estos beneficios que a continuación se presentan:

1. Previene el sobrepeso postparto. Al realizar actividad física, además de mejorar la condición cardiovascular condiciona a una menor probabilidad de tener sobre peso después del parto.

2. Mejora la postura y trabaja todos los músculos, especialmente los pelvianos.
Según señala Carol Moraga, Coordinadora Deportiva de O2 Fit de la sede Kennedy, “es muy favorable realizar ejercicios durante el embarazo, ya que mejora la flexibilidad, relajación, fuerza muscular, orientada a fortalecer la musculatura pelviana y corregir los cambios posturales producidos por el desplazamiento del centro de gravedad hacia atrás, que provocan dolor, facilitando el trabajo de parto a posterior.

Y NO SOLO TRAE BENEFICIOS AL ESTADO FÍSICO, NO SEÑOR, ACÁ OTROS BENEFICIOS:

3. Ayuda a prevenir la depresión preparto y postparto: Por otro lado, psicológicamente, está comprobado que hay una menor tasa de síntomas depresivos e insomnio, gracias al aumento de los Factores de Crecimiento Neurotróficos – BDNF –, los cuales mejoran el volumen del hipocampo, zona de nuestro cerebro relacionado con las emociones y la memoria.

4. Nos ayuda a dar el “empujoncito oficial” para hacer nuevos hábitos. Por ejemplo, estamos mucho más predispuestas a realizar cambios profundos durante el embarazo, permitiendo la incorporación de nuevas hábitos saludables, ayudando a que estemos más alegres, con mejor autoestima y de mejor humor.

Y ahora, tipos de ejercicios que puedes hacer estando embarazada:

Entrenamiento de máquinas

Es mito que el entrenamiento con máquinas durante el embarazo no está permitido. Al contrario, según Adrián Guajardo, Coordinador Deportivo de O2 Fit San Carlos, explica que “es es muy indicado, ya que regula y mantiene el tono muscular y la fuerza, protege  contra el dolor de espalda, ayuda a prevenir  una excesiva acumulación de grasa en el cuerpo”, produciendo además un efecto positivo a nivel de energía y estado de ánimo.

Entrenamientos aeróbicos

Otra opción son los entrenamientos aeróbicos, pero siempre es necesario contar con algunos cuidados, como por ejemplo, hacer programas de ejercicios aeróbicos que no restrinjan la oxigenación del feto, con intensidad moderada y evitando ejercicios de impacto y equilibrio que puedan implicar riesgo de caídas.

El aumento de la tasa metabólica basal, requiere de una mayor disipación de calor a través del sistema circulatorio, el cual permite el enfriamiento por evaporación a través de la sudoración. Estudios muestran que un aumento de 1,5° C está muy relacionado a malformaciones congénitas en el período de embriogénesis. De ahí la importancia de controlar tanto la intensidad del ejercicio, la duración y la supervisión de la hidratación tanto antes, durante y después del entrenamiento.



Entrenamientos grupales en el agua.

Existen diversas actividades para todas las embarazadas que se ajustan dependiendo de las semanas de gestación. Por ejemplo actividades en el agua, como el Aquafit o Aquaerobic, dos tipos de ejercicios en grupos muy recomendados para embarazadas pues se puede realizar hasta el final de este proceso, permitiendo una mayor movilidad a la madre. Cada uno consiste en:

Aquarobic. Es una clase que va al ritmo de la música, dinámica y de mucha exigencia aeróbica ocupando distintos implementos especiales para provocar resistencia en el agua. Además trabaja posturas especiales de natación, como patadas y brazadas que permiten mejorar el desplazamiento en el agua.

Aquafit. Es una clase de 45 minutos donde se trabaja de manera localizada, en 5 estaciones de trabajo, todo el cuerpo, utilizando distintos implementos y acompañado de la música.

Relacionados