Por: - Agosto 8th, 2016 - Sin Comentarios »

¿Por qué puede mancharse la piel durante el embarazo y cómo solucionarlo?

Es altamente probable que durante el embarazo notes manchas marrón de contornos irregulares, también denominadas cloasmas. Comienzan a aparecer durante el segundo trimestre y son consecuencia de los cambios hormonales propios de este proceso, que provocan una sobreproducción y concentración de melanina a nivel de las células en las capas profundas, medianas y superficiales de la piel.

Consultando al respecto de estos incómodos efectos del embarazo, el Dr. Hans Villalobos de Clínica Estética Le Ciel explica que las zonas más afectadas son aquellas que se exponen más a los rayos solares, siendo el porcentaje más alto en la cara, seguido por los brazos y el pecho.

Por lo mismo, la mejor forma de prevenirlas es con el uso de protector solar de manera indispensable todos los días, y usar protectores físicos como sombreros o sombrillas. De esta forma vas a reducir la posibilidad de tener manchas en la piel durante el embarazo.

En caso que ya hayas detectado manchas en la piel, el mejor consejo es intensificar el cuidado de la piel frente a la luz, tanto solar como artificial. También se sugiere disminuir el uso de maquillaje, o bien, usar productos para piel sensible y que no sean fotosensibles. Otro muy buen tip es cuidar la alimentación. Favorece el consumo de alimentos ricos en vitaminas C, B3 y A. La vitamina C ayuda a absorber la melamina, la vitamina B3 disminuye la transferencia de melamina en las capas más profundas de la piel y la vitamina A elimina las células muertas de las capas medias de la piel.

Además de lo anterior, puedes acompañar ese cuidado con tratamientos en crema que combinan la acción de acción de corticoides, retinoides y despigmentantes, todos previamente indicados por un especialista que te oriente y resuelva todas tus dudas de forma directa.

¿Van a desaparecer en algún momento?

Es la gran duda. La respuesta varía de mujer en mujer. En algunos casos las manchas que aparecen durante el embarazo, luego se corrigen después del parto debido a que descienden los niveles de las hormonas que aumentan las células pigmentarias. Pero existe también la posibilidad de que igual dejen marcas, las que pueden ser tratadas una vez terminado el embarazo, siendo el Keeling
químico y físico los más recomendados. (Ambos tratamientos los encuentras en la Clínica Estética Le Ciel).

En el Keeling químico, se utilizan químicos con multifunción para evitar que el melanocito continúe produciendo la mancha, como es el caso del melanoff, que bloquea el sistema enzimático de producción de melanina y además tiene la capacidad de atenuar la mancha. En relación al peeling físico se utiliza el láser AFT de la tecnología Harmony, el cual ataca de forma directa la mancha mediante energía lumínica hasta conseguir atenuarla. Sin embargo, en el caso de melasmas, pese a que el láser puede ser efectivo en un comienzo, la mancha podría reaparecer con el paso de los meses.

Para terminar, les cuento que yo las tuve y el año pasado las traté con cremas, se atenuaron considerablemente, pero no se eliminaron del todo. Acá la nota con mi experiencia con los melasmas o cloasmas del embarazo, ahora estoy seriamente considerando hacerme algún tratamiento más radical como el que les acabo de contar y del que no sabía el año pasado, esto porque sin maquillaje siguen notándose y sencillamente, no me gustan.

Relacionados