Preparando el cumpleaños de mi hijo mayor quise probar mi suerte en la cocina con una entretenida variante de las gomitas dulces hechas a partir de gelatina sin sabor y con la particularidad de ser saludables y muchísimo más ricas al estar elaboradas con las compotas de frutas y verduras orgánicas Smiley Kids, producto que por lo demás es 100% elaborado en Chile.

Relacionado: Smiley Kids, frutas orgánicas, 100% naturales, en el envase ideal para mamás y niños.

Tal como relaté en la imagen de Instagram que subí y publiqué en la cuenta de Momimom en esa ocasión (que dispersión aparte, las invito a que la conozcan), había visto la receta de las gomitas en varias cuentas de alimentación saludable, pero claro, una cosa es ver la foto y otra muy distinta es hacer la comida de la foto, así es que luego de dos rotundos fracasos, que involucraron principalmente añadir demasiada gelatina a una primera mezcla y luego que se me solidificó ésta antes de ponerla en moldes, logré dar con una mejorada versión de las gomitas de compotas Smiley Kids. Todo, desde luego, gracias a San YouTube y San Pinterest.

A continuación, los ingredientes:

-2 paquetes de gelatina sin sabor.

-2 @smileykidsfood (ideal de colores distintos, yo usé el de arvejas-brocolí-pera-manzana y el de manzana-camote-zanahoria.

-2 cucharadas de miel.

– Colorante vegetal, se compra en tiendas de repostería.

Preparación:

En una fuente de vidrio o metal vierte la gelatina sin sabor y agrega 1/4 de taza de agua fría, revuelve rápido y enérgicamente, cuando esté todo bien mezclado, agrega un poco más de media taza de agua caliente, 3/4 de taza más o menos y en esta parte lo mejor es llevar a baño María la mezcla (sobre una olla con agua hirviendo pones la fuente con la mezcla) y revuelves hasta que no queden grumos de gelatina. Luego separas la mezcla en dos partes iguales y en una le añades la compota Smiley Kids de un sabor, la miel (1 cucharada por mezcla) y el colorante vegetal y en la otra mezcla haces lo mismo.

Revuelves bien y rápidamente llevas esta mezcla a moldes, esperas una hora y ¡listo! ¡Gomitas de fruta para todos! Y lo mejor es que quedaron demasiado ricas! PERO recomiendo que se consuman a lo más dos días después de elaboradas porque de lo contrario pierden la textura suave y comienzan a endurecerse.