Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Enero 6th, 2016 - Sin Comentarios »

6 tipos de imágenes que no debes publicar de tus hijos en redes sociales

ninos y redes sociales

Las redes sociales son un maravilloso instrumento de comunicación con el que contamos hoy para contarles a nuestros amigos y familia sobre los avances y crecimiento de nuestros niños. Sin embargo, debemos ser cuidadosos como padres respecto a lo que publicamos sobre ellos porque no pueden decirnos si efectivamente quisieran que se hiciera pública una imagen suya o bien por los peligros que puede representar el postear más información de la necesaria, especialmente si no tenemos bien configuradas las opciones de privacidad ya sea en Facebook o Instagram por ejemplo.

Por eso, a modo de guía, acá una lista con 6 tipos de imágenes que es preferible dejar para la intimidad y para entregar por otras vías a todos los que esperan ver cómo van nuestros hijos.

1. Información acerca de su colegio, dirección particular y casas de amigos. Si tus redes sociales están abiertas esto es algo que debes revisar y luego, siempre cuidar de no publicar datos muy específicos y estratégicos de ellos y otros niños que frecuenta, es algo tan simple de hacer pero muchas veces lo olvidamos porque en nuestra mente no está instalado el pensamiento algo paranoico de “que algo malo va a pasar”, sin embargo, nunca está demás ser extra seguro.

2. Fotos de ellos desnudos. Este es un gran, gran NO, aunque tu no le veas nada malo, no sabes cómo pensará el resto del mundo y es también un tema de respeto hacia tus hijos, piensa en lo avergonzante que fue para ti en su momento cuando tu mamá mostró a tu pololo o amigos las fotos tuyas en la bañera.

3. Fotos con sus datos personales. Esto es del manual básico del “cómo evitar ser víctima de la delincuencia”, y es que cuando vemos en televisión sobre noticias de robos, secuestros, “cuentos del tío” y otras atrocidades, nos preguntamos “¿pero cómo supo todo eso este delincuente?” y bueno, la respuesta está en tus redes sociales muchas veces, sobre todo cuando están abiertas para todo el mundo. Por eso, mucho, mucho cuidado.

4. Fotos de ellos en situaciones que a ti pueden parecerte graciosas pero para ellos no lo serán en un futuro cercano. Los niños crecen muy, muy rápido y no nos daremos ni cuenta cuando llegue el día en que ellos estarán ya manejando sus redes sociales y lo que sea que en ese momento esté de moda y sea la nueva tecnología. A nosotros no nos tocó crecer en el mundo de las redes sociales y con suerte tenemos 10 fotos de nuestra infancia, pero en el caso de ellos no ha sido así, desde incluso antes que nacieran cuando ya estábamos publicando las fotos de sus ecografías, por lo mismo, ser respetuosos con lo que publicamos sobre ellos es el primer paso para asegurarles un buen futuro digital. (Sí, es necesario ahora tener una presencia digital).

5. Fotos de tus niños con otros niños. Una como mamá debe ser cuidadosa de lo que publicamos de nuestros hijos, pero más cuidado debemos tener si se trata de niños ajenos. No hay que dar por sentado si tu amiga quiere esa foto de su hijo junto al tuyo en tus redes sociales ni tampoco debes pensar de ella como que “es grave o exagera” si no quiere ver fotos de sus hijos en el mundo virtual, hay que respetar los puntos de vista en este tema y preguntar antes de publicar una foto donde tu hijo o hijos aparezcan en compañía de otros niños.

6. Fotos de ellos “mañosos” o “enojados”. Pongo esto entre comillas porque lo que para ti son mañas o que esté enojado, a ojos de tus contactos en redes sociales puede verse en forma diferente y finalmente ser juzgado por lo mismo, o bien que provoque que tu hijo no reciba buenos comentarios y acá la relación que debe hacerse es muy simple: ¿Me gustaría a mi que publicaran una foto mía enojada o mañosa? Me imagino que no.