Que los niños tengan agua limpia es un básico pero que en algunos países parece un privilegio. Si no tomamos acciones ahora ya, será un problema en todo el mundo en un período no muy lejano y es necesario que las mamás, como líderes de sus familias, tomen conciencia al respecto.

Hace unos meses se anunció que Ciudad del Cabo, la segunda ciudad más poblada de Sudáfrica, vivía tiempos críticos, alcanzando un “punto sin retorno” debido a la grave sequía que los afecta y que desde febrero los ha obligado a implementar serias medidas, como por ejemplo, que cada persona tenga acceso sólo a 25 litros de agua al día.

Ante esto, el impacto mundial no se ha dejado esperar, cuestionándonos cómo es que llegamos hasta este punto ¿Es que acaso es TAN difícil cuidar nuestra principal fuente de vida? La ecuación es simple: sin agua NO vivimos.

Por lo mismo, se torna fundamental adquirir hábitos de cuidado del agua, como también utilizar ciertos productos que facilitan dicha misión.

Cuidar el agua salva vidas

Es aquí donde es de suma importancia dar a conocer aquellos mecanismos creados para facilitar la tarea y ayudar a nuestro planeta en la necesaria y vital misión de cuidar el agua. A finales del 2017 llegó a Chile “LifeSaver”, producto único y diferenciador en el mercado.

¿De qué se trata? LifeSaver resuelve el problema clave de la escasez de agua, permitiendo a través de bidones obtener agua potable y apta para el consumo humano, siendo capaces de eliminar el 99,999% de enfermedades e infecciones por virus, bacterias, hongos y parásitos que se puedan encontrar en ella. Un producto ico y diferenciador en el mercado. nales del 2018 llegde los 85 mil pesos hasta 220 mil. preciosúnico que hasta ahora no existía en Chile. Las unidades más grandes de LifeSaver producen hasta 2 millones de litros de agua limpia, lo que proporcionaría a una comunidad de 100 personas ¡Agua potable durante hasta 18 años!

De esta manera, contribuye a la sustentabilidad del agua a la vez que ayuda a reducir la huella de carbono, pues evita el consumo de agua embotellada y así la reducción de la producción de plástico.

¿Cómo funciona? LifeSaver apunta tanto a un segmento mayorista como minorista, pues sus bidones con sistema de ultrafiltración van desde un tamaño que sirve para grupos grandes de personas, colegios, hospitales, camping, campañas, expediciones y contingencias por catástrofes, hasta botellas para uso personal.

Además de poder recoger o verter agua en la botella de forma normal, el accesorio de una manguera externa ofrece a los usuarios la opción de bombear directamente desde la fuente de agua, creando así un filtro en línea.

Ayudando a comunidades del mundo

Desde 2007 que LifeSaver ha estado sirviendo a labores humanitarias de todo el mundo: entregó agua potable a centros de emergencia para tratar el ébola en Sierra Leona, a la Cruz Roja mexicana y a comunidades vulnerables del Norte de Irak, Yemen, Kenya, Myanmar, entre otros.

LifeSaver ayuda a mantener a las personas con vida en situaciones críticas producidas por desastres naturales, humanos y por falta de recursos gubernamentales. Además, los purificadores proporcionan a las personas los medios para producir su propia agua.

La línea de Lifesaver cuenta con filtros que duran aproximadamente de 2 a 5 años, dependiendo del tamaño del purificador, el que se reemplaza fácilmente, lo que permite mantener la continuidad de suministro de agua pura.

Conoce más de sus productos y propuestas en su sitio y su página de Facebook e Instagram.