Si hay una película que hemos visto en familia hasta decir basta, aunque en realidad todavía nadie dice “basta” es Toy Story en sus 3 versiones, la 1 “azul”, la 2 “roja” y la tres “la del osito morado”.

Por eso, cuando vi el trabajo que Mason y Morgan McGrew, dos grandes admiradores de Toy Story,
hicieron durante dos años con el objeto de recrear la pieza de Andy, el niño dueño de los juguetes, que se ve en la tercera película de Toy Story, creo que debo haber reaccionado igual que Rex moviendo mis brazos de tiranosaurio y gritando de felicidad.

Mira las fotos de la película versus las fotos de la pieza “real” de Andy creada por estos fanáticos y desde luego, muéstrasela a tu pequeño que es el que te tiene, tal como a mi, viendo estas cosas en vez de estar leyendo no sé, “El Quijote” por ejemplo.