Se acaba el invierno y comienzan los días primaverales y con ello, pareciera que la cantidad de ropa sucia e increíblemente manchada en el canasto aumenta considerablemente. Entonces, ante la probabilidad de que laves la ropa una y mil veces, mejor aplica estos tips que los chiquillos de OMO me enviaron para sacar las manchas de la ropa de los niños:

1. Manchas de pasto. Ya sea por el fútbol, los juegos con los perros o simplemente al rodar por el piso, aparece este tipo de suciedad que dificulta la labor de las mamás a la hora de la limpieza de la ropa. Para ellas, OMO recomienda pretratar estas manchas difíciles con detergente líquido y luego lavar como de costumbre.

También se aconseja dejar la prenda remojando máximo dos horas en agua tibia con OMO, luego restregar suavemente y ponerla en la lavadora como de costumbre.

2. Manchas de chocolate. Ese irresistible alimento para ellos hace que sus dedos queden manchados y pegajosos, y, claramente su ropa se convierte en una servilleta. Para removerla, debe realizar aplicación directa de OMO líquido en la mancha y pretratar para luego continuar con el lavado habitual.

3. Manchas de helado. También son de las más difíciles de quitar, por lo que es bueno tener un consejo a mano para simplificar el proceso. Lo primero que se debe hacer es remover los restos, aplicar OMO Multiacción Líquido y pretratar la mancha para que penetre en las fibras. Luego dejarlo reposar por diez minutos y aplicar lavado normal.

4. Manchas de grasa. Lejos una de las más difíciles, ya que cuestan mucho trabajo removerlas de la ropa. Se recomienda aplicar OMO líquido directamente sobre la mancha, dejar actuar por unos minutos y lavar la prenda como de costumbre en la lavadora.

Por último, nunca olvides antes de lavar, leer las etiquetas, tanto del producto como de las prendas, y respetar las recomendaciones que allí se indican, previo al lavado.