Cuando mi hija estaba por nacer y en mi mente la lista de cosas que aún no le tenía se hacia ya infinita, un día en la noche, me dediqué a buscar información y lugares donde vendieran aritos para ella, esto porque yo siempre tuve en mente ponerle perlitas y las que veía en joyerías eran un poco caras.

Así, fue entonces como pasaron los días y no me decidía nunca, el embarazo al parecer te pone muuuy indecisa y bueno, casi un día antes de que naciera partí a un mall apurada a comprarle sus primeros aritos, elegí por consejo de la vendedora unos aros “abridores” con el vástago en punta y con tornillo, el tema es que estos aritos le quedaron chicos en menos de un año.

Con aros nuevos por comprar, encontré un día en Instagram la cuenta de Rosselot Joyas, pregunté por la categoría de aros para niñas, vi algunos modelos, me mandaron más fotos para decidir y con eso listo! Aros encontrados, enviados a mi casa y mi pequeña se ve hermosa con estos nuevos aritos (aunque yo probablemente no me he comprado nunca nada de oro, ya saben cómo es la cosa cuando se trata de comprar algo para los hijos)

De mi experiencia entonces, les dejo algunas recomendaciones para la primera compra de aros para tu hija y para que, como yo, no tengas que comprar dos veces un par.

Tips para la primera compra de aros para bebés

1.Que sean aros de un buen metal. Con materiales como el oro de 14 kilates o la plata o el oro blanco, sin níquel y que sean hipoalergénicos.

2. Que tengan diseño para la apertura y cierre. Además el vástago debe estar en punta para abrir y debe tener un tornillo que se atornille y no que se cierre a presión.

3. Diseño apropiado para guaguas. Por otro lado, no elijas aros con mucho diseño, los mejores aros son las perlitas, ya sea de oro o perla porque así evitas que la guagua se haga daño con el aro al dormir por ejemplo. Lo mismo con el tamaño, que sea acorde a su carita, no muy grandes ni muy pequeños.

4. Que tengan el peso adecuado. Es decir, que en sus materiales no sientas que en tu mano pesan, porque piensa que ese peso tendrá tu guagua en la oreja.

Y recuerda… ya cuando sea más grande tu hija, se verá hermosas con otros diseños, mientras tanto, menos es más.