Llegan los días más fríos y en las oficinas muchas veces ni siquiera se abre una ventana. Error, hay que ventilar siempre, igual que en la casa no más, para así hacer circular aire que le diga adiós a los bichos en conjunto con algunas medidas de limpieza que la empresa de limpieza Abanic me compartió y que te muestro acá :

1.Teclados de computadores.¡Increíble!, pero cierto. En este elemento se pueden acumular suciedades que propician el desarrollo bacteriano e incluso que favorecen la aparición de hongos que causan infecciones en piel y uñas. La limpieza continúa es muy necesaria, porque se trabaja a diario con un gran y silencioso enemigo.

Sebastián Seckel, Gerente General de la empresa de mantención de limpieza Abanic, señala que este y otros elementos son los primeros en contaminarse por entrar en contacto directo con las manos de las personas, por lo mismo es crucial educar a los trabajadores en que lavarse las manos al ingresar a la oficina, una acción importante para cuidar y mantener los ambientes saludables de los gérmenes que nos son perceptibles por nuestra vista y que trae cada uno de ellos desde la calle. Acota.

2.Teléfonos. Es un elemento tan cotidiano en su uso como los billetes y las monedas, donde se aloja grandes cantidades de microorganismos. Uno de los principales problemas es que no se los auriculares no se desinfectan a diario, por lo que mantiene un alto riesgo de propagar fácilmente enfermedades.

3.Manillas de las puertas de acceso. Este tipo de elementos está en contacto diariamente con cientos de personas y en ellos residen todo tipo de microorganismos, particularmente aquellos virus que sobreviven varias horas en superficies inertes y provocan enfermedades infeccionas como el resfrío común y la tan temible influenza.

4.Brisa de la taza del baño. Es para no creerlo, pero si tu pensabas que los gérmenes estaban directamente dentro del inodoro, te contamos que no es tan así, ya que incluso puede ser el elemento más inofensivo de un baño por la cantidad de veces que se sanitiza. Aunque el asiento del inodoro puede ser relativamente seguro, esto no es el caso de la brisa del inodoro pues cada vez que un inodoro se vacía, brisas microscópicas se liberan fuera de la taza, conteniendo una gran cantidad de gérmenes y bacterias, que, dependiendo del tipo de baño, la presión del agua, y la edad de los accesorios, pueden cubrir hasta metro y medio alrededor del inodoro mismo.

5. Manillas de los lavamanos. Los gérmenes sí colonizan las manillas de los lavamanos y pueden incluso ser en realidad la superficie más contaminada en un baño público. Una razón de esto es que la humedad de estas superficies mantiene a los microorganismos vivos. Si no son griferías con sensor de movimiento, lo ideal es utilizar una toalla de papel para cerrarlo después de lavarnos las manos con jabón y exigir una sanitización periódica.