Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles

10 factores a considerar para la compra del primer coche de tu hijo

Recuerdo que en la compra del primer coche, para mi primer hijo, nos asesoramos por unos amigos que se habían convertido en papás un par de meses antes que nosotros y fueron ellos quienes nos aconsejaron tener uno tipo Travel- System. Lo que no sabíamos era que en el mercado existen muchos modelos y marcas que incorporan este tipo de sistema (es decir, el coche viene además con la silla nido o huevito para el auto, del grupo 0 generalmente) y por lo tanto, nos costó muchísimo dar con un coche que se adaptara a nuestras necesidades y también a nuestro estilo de vida.

Este primer coche que elegimos cumplía con una serie de requisitos: traía el huevito para anclar al auto con el sistema de anclaje apropiado para el auto (pero el coche plegado no cabía en la maletera de mi auto), era lindo, muy lindo, era moderno, con ruedas grandes y además tenía unos colores muy llamativos. Aún recuerdo que en nuestros primeros paseos al parque me creía lo máximo con guagua y coche.

No obstante, tenía algunos puntos en contra que finalmente hicieron que para mi segundo hijo, cambiáramos el coche, y no, la inversión no es poca, por lo que fue doble gasto. Así es, poco sabía yo de seguridad respecto a la silla para el auto, el mismo coche, de telas, de plegado, de ruedas, de estabilidad, de peso y un largo etcétera del cual después, coche ya comprado, me vine a enterar y que hoy les entrego en esta lista, que también compartí como tips para el diario Las Últimas Noticias.

Tips a considerar para la compra del primer coche para tu hijo:

1.-Que sea Travel System. Es decir que incorpore la silla de auto para el grupo 0 (huevito o nido), que la silla esté acreditada y que cumpla con todos los estándares de seguridad. Ideal es que sea un coche de marca que se asocie a buenas sillas de auto. ¿Mi recomendado? El Travel System Cybex Agis M-Air 3 + Silla Aton + Base 2-Fix. Esto porque la silla huevo es Grupo 0+ para niños recién nacidos hasta los 13 kilos, está acreditada, tiene los más altos estándares de seguridad europeos, pesa solo 3,5 kg, tiene un armazón que protege contra impactos laterales y absorbe la energía de los mismos. El sistema de anclaje permite el uso del cinturón o Isofix y normal y además trae insertos especiales para recién nacidos, los que se pueden ir sacando en la medida en que los niños van creciendo.

2.-Que el coche se adapte al estilo de vida de tu familia. Si viajan mucho, si hacen deporte, si son de salir a pasear, o por el contrario, son más tranquilos y de quedarse en casa, entonces quizás el coche no tiene que ser tan específico en cuanto a las necesidades o estilo de vida que llevarán como familia.

3.-Que el sistema de armado (plegado y desplegado) sea fácil de ajustar. Esto significa que lo ideal es que no te demores mil horas en saber dónde está el botón o palanca que lo desarma y luego que no tenga 5 pasos para lograr guardarlo, la idea es que ojalá, en una pasada se pliegue, quede parado y que en una segunda pasada se arme y listo. Es elemental que te ayude el coche en este punto.

4.-Que el coche tenga buenas referencias y la compra realizarla en una tienda conocida. Que sea de una marca que avale su garantía, durabilidad y seguridad. Un coche es una inversión, no un gasto, por lo que el ahorro es importante, como en todo y por lo mismo, es importante que investigues antes de comprar tal o cual marca solo porque está de moda y ves que todas las mamás la están usando. El que además compres el coche en una tienda conocida, te asegura que ante cualquier desperfecto, hagas valer la garantía.

5.-Antes de comprar, salir a vitrinear coches. Y luego, con una idea más clara de lo que quieren, consultando a los vendedores, buscando referencias, probando coches, proceder a la compra, y si está en Internet y a menor precio, ¡mejor todavía! Eso es al fin y al cabo, una compra inteligente. Y por sobre todas las cosas, mi experiencia,  mídelo a ver si entrará en la maleta de tu auto.

6.-Que el coche sea liviano y estable. Un coche liviano es un coche con un buen diseño y buenos materiales y eso es sinónimo de garantía, además el que esté bien diseñado, dará mayor estabilidad y gravedad al coche, evitando que se vaya para adelante o se de vuelta, que es algo que pasa, especialmente con coches de mala calidad y materiales.

7.-Que las ruedas no sean inflables y que en la parte delantera doblen bien y tengan buena suspensión. El que las ruedas sean de goma, asegura que son a prueba de pinchazos y que no se desinflarán, porque creánme, no hay nada más incómodo que estar inflando o parchando ruedas de coche mientras tu guagua va en el coche. En este caso, el coche antes mencionado, el Cybex Agis, trae ruedas de goma que además son muy livianas.

8.-Que el coche, al crecer tu hijo y ya no ocuparlo con el huevo, cumpla con 5 requisitos: Que tenga cinturón de 5 puntas, que el asiento sea reclinable y ojalá con una sola mano, que la tela sea respirable, lavable y que no se destiña, que incorpore accesorios o bien que puedas comprarlos aparte (una bandeja, lugar para guardar cosas, un cubre coche, etc.) y que por último, aguante el peso de tu hijo ojalá hasta los 4 años que son más o menos 17 kilos.

9.-Que incorpore una buena capota, tanto el huevo como el coche. El coche es para salir de paseo, para salir a hacer trámites, viajes, traslados, en fin, para todo y por eso, tiene que tener buena protección para la lluvia, el sol, viento, etc, porque así evitarás de paso, sobreabrigar a tu hijo y dejarlo con poco aire al tapar todo el coche o el huevo.

10.-Que puedas usarlo con el segundo y tercer hijo incluso. Así es, y por eso, comprar un coche que tenga una marca de prestigio detrás es fundamental, así sabrás que está hecho de un buen material, que cuenta con garantía y que al ser usado con el segundo o tercer hijo, no parezca que fue a la guerra de coches y volvió destruido. Y acá otro punto, aunque los coches rosados sean preciosos por ejemplo para tu primer bebé que será niña, la vida te puede sorprender con un segundo hijo hombre, entonces mejor, que sean de colores neutros, así también podrás regalarlo o venderlo cuando ya no lo utilicen, mucho más rápido.