Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles

5 tips para lograr que los niños se cepillen los dientes correctamente

Dentro de las visitas mensuales al pediatra durante el primer año de vida de mi hijo, hubo una diferente. En ella, la pediatra nos enseñó cómo debíamos lavarle los dientes a Julián, que a sus 8 meses eran como 4 dientes pero bueno, uno cree que sabe cómo lavarlos porque lo hacemos todos los días. No obstante, resulta ser que esta cosa es una ciencia y pucha que cuesta, a medida que van creciendo, crear en ellos el hábito.

Y como ahora mi pequeño ya creció y está está en la edad de “mamá yo puedo sholo” y además tengo a otra pequeña de dos años entrando en la misma etapa,  trato entonces de que se laven los dientes por su cuenta, supervisando junto con su papá esta tarea, y lejos lo que más les encanta es la espuma, en este caso, de una pasta de dientes para niños con muy poco o casi nada de flúor,  que por precio y calidad es nuestra favorita. Se trata de la versión infantil de la pasta Pepsodent, la que usamos con un cepillo de la misma marca,  que va cambiando según el mono que le gusta.

Relacionado: Cepillito y la Sra. Cepillo: Los protagonistas de la nueva campaña de Pepsodent sobre salud bucal infantil

Acá algunos consejos que me han servido para este proceso de hacer de ellos unos expertos cepilladores de dientecitos:

1. Hacer que el cepillado sea entretenido y no una obligación aburrida. Explicarle a los niños la importancia de tener dientes fuertes y sanos, y cómo ellos mismos pueden ayudar a que su dentadura sea a prueba de caries.

2. Hacer que los niños se cepillen los dientes con cepillos adecuados para su edad. Los más chicos necesitan cepillos de cabeza pequeña con filamentos de nylon suave, de extremos redondeados, y corte y mango recto.

3.Enseñar con el ejemplo. Si los niños ven cómo nosotros, sus padres, nos lavamos los dientes después de cada comida, en la mañana y antes de ir a la cama, ellos se motivarán a hacer lo mismo. Predicar con el ejemplo, nada más ni nada menos.

4.Ayudar a los niños a realizar un cepillado correcto. Para guiarlos, los óptimo es partir limpiando las superficies externas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores. Limpiar luego las superficies internas de los dientes superiores y posteriormente las de los dientes inferiores. Además, es muy importante que los niños se cepillen la lengua, de adentro hacia afuera.

5.Estar presentes en todo el proceso. Supervisar el cepillado hasta que tus hijos se conviertan en unos verdaderos expertos, así podrás corregir errores y fomentar la higiene de los niños.