Si estás esperando tu primer hijo o bien estás ya armando la pieza definitiva de tu bebé, este post te guiará a ir armando la habitación infantil con los elementos precisos y lo más importante, en extremo durables, que serán muy útiles para tu hijo en toda su niñez. Acá la lista:

1. Cama Nido. La cuna sirve muchísimo, pero pasados los 3 años, aunque la cuna que compramos aseguraba ser útil hasta los 4 años, resultó que nuestro hijo mayor cada vez dormía más incómodo. Durante la noche se giraba y no sé la verdad cómo, terminaba siempre atravesado y sacando un pie por los barrotes. Ahora con mi segunda hija, odia la cuna y estamos pensando en adelantar la compra de la cama, he visto a muchas amigas mamás invertir en una cuna tipo Pack and Play para los primeros meses y luego cama nido, con los niños durmiendo en la cama de abajo, con baranda y cojines hasta que pueden subir a la cama principal sin el riesgo de caerse.

2.Cómoda. Es una muy buena compra, porque además de servir para guardar ropa, juguetes, ropa de cama, pañales, mantillas y un largo etcétera, también sirve de soporte para comprar un mudador portátil de espuma que puedes encontrar en tiendas de bebé y al lado poner una caja con todo lo necesario para mudar. Con los años le irás dando otros usos a la cómoda y de seguro tus niños también. Por eso, que sea de buen material y bien armada.

3.Poltrona o mini sofá. Ideal para esas largas noches con un niño que no se duerme, o para la hora del cuento, los usos pueden ser múltiples y hechos de una tela resistente a niños podrá durar un buen par de años y luego volver a retapizar.

4.Canasto de género grueso. ¿Los has visto? Están de última moda en muchas tiendas de decoración y diseño, puedes encontrar en diferentes tamaños y telas, lo óptimo es que sean en telas durables, como de textura almidonada que pareciera ser más dura. En estos canastos podrás guardar desde ropa sucia hasta juguetes, lo que tú y luego tu hijo, quieran.

5.Repisas tipo cuadrados desmontables y pegadas al suelo. De preferencia comprarlas de un grosor considerable, ojalá de madera pero si no se puede, de melamína gruesa, lo bueno de estas repisas es que puedes ir armando y desarmando en distintas posiciones, recordando siempre de que si vas a montar una sobre otra, debes anclar las repisas que vayan más arriba a la pared para evitar que se puedan caer encima de tu hijo.

6.Alfombra de alto tráfico. Las alfombras te ayudarán a mantener la pieza más calientita en invierno y además se transforman en el lugar favorito de juegos de tus hijos, desde que son guaguas y los colocas sobre la alfombra en sus gimnasios hasta ya cuando caminan y pasan horas entretenidos con sus juguetes (o bueno, 10 minutos en realidad). Revisa que la alfombra que comprarás para la pieza sea de alto tráfico, de buen material, ojalá lana y que sea hipoalergénica.

7.Cojines grandes. Son el comodín perfecto desde el nacimiento, para ayudar a sostener a la guagua en la cama o para la lactancia y luego para jugar, para dejarlos bajo la cama evitando caídas, etc. Invertir en 2 cojines grandes te ayudará a ti también a poder sentarte cuando estés en el suelo jugando o enseñando a tu hijo a caminar.