Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Febrero 29th, 2016 - Sin Comentarios »

7 tips para sobrevivir como mamás la primera semana de clases de nuestros hijos

Ese primer día de colegio o de jardín es difícil para todos los integrantes de la familia, desde días antes incluso, el mundo gira en torno a este gran evento que marca el fin de una etapa, sean las vacaciones por ejemplo o el inicio de su vida de estudiante y esto es de gran impacto para nosotras también como madres. Acá 7 consejos para sobrellevar con éxito esta primera semana del resto de tu vida:

1. Comenzar a preparar la rutina de sueño para todos en la casa al menos una semana antes. Mi hijo entra el primero de marzo a clases así es que desde hace dos semanas estamos acostándolo más temprano y con esto él solo ha comenzado a despertarse más temprano. Todavía no llegamos a las 10-12 horas que requiere a su edad (3 años) de sueño promedio, pero la idea es que ya entrando a clases duerma ese promedio y con eso evitar que se me quede dormido al volver del colegio y luego no pueda dormirse en la noche.

2. Contarle a tu hijo sobre los preparativos para el inicio de las clases y no mostrarte demasiado ansiosa, preocupada o estresada frente a él. Incluirlo en este proceso es importante para que entienda que se estará modificando su rutina en pocos días, pero siempre desde un lado positivo: “mira, compramos todo esto para que aprendas a dibujar el sol y la luna con los más lindos colores ahora que irás al colegio”, es una buena forma de ir incluyéndolo en este proceso, ser consciente que todo impacta en nuestros niños.

3. Organizar, lista en mano, todo lo que debemos llevar antes o el primer día de clases. la casa y otros compromisos que puedan surgir para que la primera semana no se transforme en ir corriendo para todos lados. Desde ir al supermercado, al doctor, compromisos de trabajo, familiares, en fin, todo lo que tengas, ir anteponiendo en la agenda que todo es prioridad en la medida en que no afecte ni el descanso de tus hijos, el tuyo y el resto de la familia.

4. Motivar a tu hijo constantemente esa semana para que se adapte a la nueva rutina. Sea con el sistema que tengas ya instaurado, una recompensa, stickers, que puedan salir a hacer algo en familia o juntos, hablarle constantemente de todo lo que hará en el colegio o jardín estos primeros días, lo mucho que aprenderá y se divertirá, lo importante que es asistir a clases, mostrarle fotos del año pasado (si es que aplica) o mostrarle videos o imágenes de niños en clases, irá motivándolos para enfrentar positivamente este nuevo desafío, y esto por consecuencia, ayudará a que se levante de buen ánimo, feliz por ir a su sala y disfrutar su nuevo mundo.

5. No opinar demasiado o volverte la mamá “intensa” en el nuevo grupo de whatsapp del curso. Has entrado a este maravilloso mundo del ser apoderada, la primera vez que estás “desde el otro lado”, pero eso implica también que te encontrarás con un universo desconocido para ti hasta ahora, uno donde hay apoderadas que llevan tiempo en este mundo, con hijos mayores y manejan mejor que tú los códigos del colegio, o apoderadas que SIEMPRE tendrán una opinión sobre todo, incluso de tu hijo. Lo mejor es ir con cautela en este nuevo grupo, no opinar donde no corresponda, no usar el grupo para comentar situaciones del día con tu hijo o problemas que pueda haber tenido con algún compañerito. Para eso el viejo teléfono o el cara a cara siguen siendo la mejor ayuda antes que textos interminables y discusiones sin fin con doble check.

mama jeans

6. Ante todo, cumplir con lo que se pide, por una semana y bueno, tratar lo mismo todo el año. Este tip me lo aplico a mi misma, porque entre preparar los útiles escolares, las colaciones, la organización de la casa, el trabajo, los traslados, las primeras exigencias del colegio, etc. siempre habrán algunos detalles, algún material de la lista, cualquier exigencia, que pensamos que no es tan importante de hacer o llevar esa primera semana. Error, todo es importante y no hay que llamar a mi mejor amiga: la procrastinación, pensando que “oh, pero eso no es tan importante, lo dejo para más adelante”. Otra vez, error. Ponerte plazos antes de los plazos que te han establecido y cumplirlos.

7. Con mucho que hacer, dividir y vencer es lo mejor. Aunque cueste, pensar que todo lo podemos hacer solo nosotras porque nadie más puede es un gran error, claro, hay muchas cosas que efectivamente solo podemos hacer nosotras pero en esta primera semana, primeros días, dividir y vencer es la consigna, pedir ayuda no nos hace menos super mamás, seguiremos siéndolo, pero incluir a nuestra pareja en todo este proceso, a los abuelitos, hermanos mayores, en fin, a nuestro círculo más cercano, no estamos solas en la crianza y depende de nosotras hacer que todos participen de todas las etapas que comienzan los hijos.