Este cuento ha sido uno de los textos más didácticos y entretenidos que he leído con mi hija menor de tres años, principalmente por dos razones: va mostrándole una relación causa-efecto muy simple pero al mismo tiempo muy efectiva y por otro lado, a través de las ilustraciones, puede ir ella describiendo el cuento y contando además una historia paralela, la que ella quiera en realidad inventar.

Y esa es una de las mayores gracias de un libro tipo álbum ilustrado, porque permiten al prelector ir armando un cuento aparte, que resulta muy entretenido de escuchar y al mismo tiempo les ayuda muchísimo a ir construyendo una narrativa propia y una hilación de sucesos que por medio de este tipo de libros es una herramienta muy efectiva de probar.

“A menos que”, es un cuento muy sencillo, que cuenta la historia de un huevito, que pronto se convertirá en pajarito, pero también puede llegar a convertirse en serpiente o hasta en un dinosaurio. Hay que ir descubriendo entonces, página tras página en qué finalmente se convertirá. Y el final? uf! Totalmente inesperado!! Recomendado absolutamente para niños entre los 2 a 6 años, porque los motiva a imaginar, a inventar, crear y darle una vuelta a un cuento.

En un comienzo había un huevo, el que se convertiría en un pajarito, a menos que… se convirtiera en una serpiente; o a menos que… esa serpiente fuera en realidad un dinosaurio. Cada vuelta de página de este libro álbum es un vuelco inesperado que motiva a los niños a expandir los límites de la imaginación y a desarrollar la capacidad de anticipación, porque algunas cosas son predecibles, a menos que les des otra mirada.

El libro, está editado por Zig-Zag Editorial, está escrito por Jim Averbeck bajo la traducción de Valerie Moir. Disponible en librerías de todo Chile.