Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Mayo 8th, 2015 - 1 Comentario »

Cómo quitar el chupete en 2 simples pasos

Este es un post que debería haber escrito hace mucho tiempo, cuando hicimos el primer intento por quitar el chupete a mi hijo de hoy dos años y 10 meses, peeero, si lo hubiera publicado en ese momento, digamos, 10 meses atrás cuando nos hablaron acerca de problemas en su mordida, el retraso en el lenguaje y todo un panorama desolador con sus dientes, entonces ese post se habría titulado “cómo quitar el chupete en 20 pasos y fallar en todos, todos, los intentos”.

Pero hoy puedo respirar tranquila, el chupete, ese maldito y a la vez adorado adminiculo infantil, ha emprendido el vuelo al país del Nunca Jamás. Así es, en dos simples pasos logramos lo impensado, de un día para otro, ADIÓS CHUPETE! Detalles a continuación:

PASO 1: “Cold Turkey”: Es decir, con toda la frialdad del mundo, sin mirar atrás. Después de varios intentos, hace una semana, antes de la hora de dormir, con su padre dijimos, “no más chupete” y listo. Lo acostamos, le pasamos el tuto, leímos su libro con historias ultra inventadas por él y cuando preguntó “y mi tete?” nos hicimos los locos y al salir de su pieza le solté un “voy a ver qué pasó con tu tete” y cuando, una hora después, siguió preguntando por su chupete, procedí a lo más lógico, le eché la culpa de la perdida al Capitán Garfio, es obvio, yo nunca asumiré haber sido capaz de semejante crimen.

PASO 2: “Tener una coartada”: El Capitán Garfio fue el culpable de la perdida del chupete. Simple. Sus padres siguen siendo los mejores y más bacanes y ese Capitán es de lo peor. Llevamos una semana inventando historias rídiculas de cómo el Capitán entró a la casa y buscó el chupete, de que interrogó a otros juguetes y tomó incluso rehenes, pero que finalmente sólo eligió llevarse el chupete porque sabía que ese era un tesoro que necesitaba otro niño. Y así, pasó ya la primera semana y el chupete, finalmente, es parte de la historia.

 

Processed with Rookie