Llega Semana Santa y tras el domingo de Pascua de Resurrección y la búsqueda de niditos con esos deliciosos huevos de chocolate, viene lo entretenido…lavar la ropa con todas las manchas que quedaron en el pijama y ropa de nuestros niños y bueno, también en nuestra ropa porque no falta el “mamá no mi gustó ete tocolate” y van y lo pegan en tu pantalón…¡fun fun fun!

El tema es que las manchas de chocolate son complicadas de sacar porque puede salir el color de la mancha, pero en general la base de los chocolates de leche o es oleosa. Acá prácticos tips para eliminarlas:

1. Primero, remover el exceso de chocolate en la mancha. Usar un cuchillo o cucharita para sacar todo el chocolate sólido o líquido de la ropa, con cuidado, sin presionar demasiado y no frotar ni pasar un cepillo o escobilla porque eso puede dañar la fibra de la ropa.

2. A continuación, lavar la superficie manchada de la ropa con agua fría. Al darle un golpe de agua fría a la mancha antes de pre-lavar, lograrás que la mancha no siga atravesando las fibras de la ropa, lo que finalmente hace que sea casi imposible sacar la mancha en su totalidad. Nunca le eches agua caliente primero porque con eso harás que las proteínas de la comida que manchó la ropa se “asienten” en la ropa

3. Pre lavar la ropa antes de darle el lavado principal. Con el mismo detergente que lavarás la ropa, remojar la ropa por una media hora con un poco de detergente, en un poco de agua para que sea concentrado y luego meter a la lavadora. Como dato, yo ocupo el Multipower de Excell porque es ultra concentrado pero conserva intacta la ropa y además tiene suavizante con rico aroma así es que me ahorro el agregar suavizante al proceso de lavado, porque, quién tiene tiempo para eso? Nop, not me.

4. Lavar en programa de ropa especial para manchas, sin sobrecargar la lavadora y con ciclo de agua fría. La idea es que la ropa pueda tener espacio dentro de la lavadora para que realmente se disuelva la mancha.

5. No secar al sol directo. No dejar la mancha mirando al sol por así decirlo, es preferible dar vuelta la prenda y dejarla en posición indirecta al sol para su óptimo secado.

6. No planchar la ropa con la mancha que acaba de salir de inmediato
. Finalmente, si puedes no planchar la ropa por un par de lavados, ese también es un muy buen truco porque así dejas que se vaya completamente y no la “estampas” en la ropa con el calor de la plancha.