Antes de que nazca el crío, uno hace mil listas imaginarias y otras no tanto, bien saben en mi entorno de mi listita que andaba trayendo de allá para acá tachando todo lo que o me iban regalando o compraba. Tener esta famosa lista creo que me daba la sensación de que algo, muy pequeño dentro del oceáno que es el embarazo, estaba bajo mi control.

Dentro de la famosa lista estaban y hasta hoy están presentes todos los productos de limpieza y aseo para el pequeño, eso no ha cambiado mucho y por lo mismo, uno busca lo más natural para él, no importa si yo uso crema copito, mi hijo hasta hoy tiene sus productos para baño, aseo y par el pañal que son de lo más top.
Y como la cosa es irse por lo natural, siempre busco productos en esa temática, así fue como hace poco me encontré con los productos Burt´s Bees, que aunque no son lo más barato que existe son tan ricos! Casi como los que están pensados para las mujeres.

La gracia de estos Burt´s Bees es que son hechos con ingredientes naturales, sin fragancia pero que igual dejan un olor exquisito en la piel de la guagua y también tienen una crema especial para esas patitas de cocodrilo o para las mejillas que tienden a secarse, sobre todo en esta época donde mi hijo a veces parece que anduviera en el desierto.

Esta línea está disponible (la única lata) en los principales Falabella y son ideales para regalar en un Baby Shower porque su presentación es de esas que uno dice “oooh que lindo”. 100% recomendado.