Me costó! Hasta que salieron las galletas de avena que nos gustaron a todos acá en la casa! Fueron 5 intentos de galletas, primero las hice sin nada de azúcar, les puse Tagatosa, pero le puse muy poco o no juntó bien con el resto de los ingredientes pero en fin, un fracaso, además la idea es que sean sin mantequilla (parte de mi plan de cambio de hábitos entonces la misión se hace más difícil)

Pero bueno, seguimos avanzando con los niños en la misión de crear galletas que nos gustaran a todos y acá el mejor resultado (por si acaso también hice las con plátanos pero nope, no nos gusta parece en esta casa el plátano en su estado cocinado…cosa de gustos no más.

Para la receta necesitan:

-2 tazas de avena entera.
-2 tazas de harina de avena o harina integral.
-1 huevo.
-1 taza de leche o leche vegetal.
-1/2 taza de mantequilla de maní hecha en casa (para hacerla usé la Easy Ways) 300 gramos de maní más o menos me rindieron casi 400 gramos de mantequilla)
– Una pizca de vainilla, canela, jengibre en polvo (en poca cantidad)
-Azúcar rubia (2 cucharadas)

Para preparar:

Primero mezclé lo sólido y luego en fuente aparte todo lo que es líquido, luego junté lo sólido a lo líquido y formé una masa homogénea. Como no queda dura la masa, lo que me sirvió mucho es hacer la forma de las galletas con las manos mojadas con agua tibia y luego dejando las galletas en un molde con papel mantequilla encima. Al horno 20 minutos y listo! A comer! Pero con juicio sosi porque igual tienen mantequilla de maní! Con 1, 2 al día estamos bien.

Y así se evitan el chocolatito de la tarde y el “snackeo” que le llamo yo eterno de los niños que piden comida toda la tarde.