“Mi cuerpo es un regalo” de la psicóloga Vinka Jackson, es uno de esos libros que como padres debemos tener en nuestra biblioteca. El texto, pensado para niños preescolares hasta los 4-5 años es también una guía para que como papás podamos enseñar a nuestros hijos sobre la importancia de sus cuerpos y los de los demás. La redacción del libro es sencilla y al mismo tiempo muy efectiva en el mensaje, acompañada de pequeñas leyendas que se adjuntan a las imágenes.

En cada ilustración contenida en este libro se nos va presentando, desde afuera hacia adentro, cómo es el cuerpo humano y la magia de cómo funciona, dándonos indicaciones precisas de cómo debemos hablarles a los niños en cada imagen, invitándolos desde un comienzo a entender que cada parte de su cuerpo es un regalo para así ir avanzando en lo increíble que es cada parte, órgano y sistema de sus pequeños cuerpos.

Lejos la imagen y texto que más cautivó a mi hijo preescolar de este libro es cuando llegamos a la parte del cerebro, la ilustración es muy llamativa y muestra todo lo que puede hacer este importante órgano vital no solo por su cuerpo sino que también por su vida, con su cerebro él es capaz de pensar si es bueno o malo el chocolate por ejemplo, cuántos dedos tiene su mano y de qué color es el cielo y ahora cada vez que se cae o corre se sujeta la cabeza y dice “tengo que cuidar mi cerebro, no se me vayan a caer las ideas!”.

Leyendo este libro a mi hijo mayor y a la más chica incluso, he ido aprendiendo cómo mamá otra forma de explicarles a mis hijos sobre lo importante que es su cuerpo y que depende de ellos y de nosotros cuidarlo, me ha servido mucho para que mi hijo deje de ser tan intrépido y pueda comenzar a reflexionar sobre sus acciones cuando por ejemplo quiere saltar en la escalera o la cama.

El libro es de la editorial Ediciones B y está a la venta en las principales librerías de todo Chile. De verdad que vale la pena, totalmente recomendado.