Desde hace casi un año tengo patio, antes tenía un balcón en un departamento con muchas plantas que cuando me acordaba regaba. Eso hasta que planté mi primera plantita, la primera no creció nada la maldita, pero la segunda y tercera sí, así es que de a poco nos fuimos entusiasmando con el tema de hacer jardín y ahora, en pleno otoño, he comprobado que tal como expertos indican, es lejos la mejor época del año para sembrar y cuidar de las plantas. Acá 5 consejos para sacarle el máximo provecho a las plantas y jardín en otoño:

1. Antes de comenzar a plantar, limpiar la tierra y prepararla.
Desmalezar, sacar todas las malezas porque le quitan energía y vida a las otras plantas o al pasto, la “mala hierba” compite por el agua, luz, nutrientes, etc. Así es que adiós a todo lo que no quieres ver en tu jardín o mini jardín en un balcón. (Incluso esto se aplica para la vida ¿eh?)

Además, en otoño, especialistas de la carrera de agronomía de la Universidad del Pacífico, recomiendan eliminar las ramas secas. Si tienes un árbol ornamental (como un crespón, jacarandá o uno frutal) y ves que tiene ramas secas de la temporada anterior, debes podarlas. Eso sí, con cuidado. Hay que eliminar solo aquellas partes de la planta que se han secado o dañado. Si la planta no brotó en la época estival, hay que eliminarla ahora.

2. Prepara el suelo. En esta época se debe abonar el suelo con guano, el cual debe estar completamente seco, maduro y descompuesto, y se debe aplicar esparciéndolo de manera superficial alrededor de la planta, en el suelo y/o maceta. No hay que enterrar el guano porque romperá las raíces y por ningún motivo incorporar estiércol fresco.

El guano en el jardín, macetas, jardineros, antepechos o en suelo directo, tiene como objetivo mejorar el suelo, pues aumenta el porcentaje de materia orgánica, lo que se traducirá en un mejor desarrollo de raíz. Es en esta época donde se debe aplicar este tipo de enmienda, pues se tendrá todo el tiempo de aquí a la primavera para su óptima incorporación. Así, en el momento que la planta necesite las nutrientes va estar listo. El guano lo encuentras en cualquier tienda tipo Homecenter o Easy o bien tiendas especializadas.

3. No regar tanto las plantas. El riego está asociado a la demanda del ambiente, por lo tanto, cuando las temperaturas disminuyen, se debe disminuir la frecuencia de riego.

Una buena frecuencia en esta época es dos veces a la semana para el jardín en general. Las especies bulbosas (gladiolo, tulipán, lilium, jacinto, etc.) tienen una estructura similar a un tubérculo, es decir, de reservas bajo el suelo, por lo tanto deben ser protegidas desde el punto de vista del riego y no deben ser regadas excesivamente, porque podrían perder hojas, pudrirse y hasta morir.

4.Controlar las plagas. En otoño se deben aplicar fungicidas y/o insecticidas con el objetivo de eliminar los ‘chanchitos’ o ‘escamas’.

5.Y por último, con todo preparado, comienza a plantar y sembrar. El otoño como mencionaba en un comienzo, es una excelente época para propagar, es decir, multiplicar las plantas que tienes en tu jardín. Para ello, se deben sacar esquejes, estacas o un trozo de tallo, y plantarlos. Es la época óptima para multiplicar ciboulette, orégano, lavandas, ciclamen y cardenales, por ejemplo.

Si tienes un huerto, puedes colocar lechugas de invierno, repollo, coliflor, acelga, ajo, betarraga, rábano, habas, arvejas y papas. Si cuentas con un lugar protegido bajo techo, podrías plantar en alguna maceta una especie de invierno, como tomate.

También es una excelente época para formar tu jardín de hierbas culinarias o medicinales, plantando eneldo, perejil, cilantro, hierba buena, menta, toronjil, lemon gras, etc. Así es que ¡a jardinear!