Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Octubre 17th, 2016 - Sin Comentarios »

¿Qué tratamientos estéticos se pueden realizar durante el embarazo?

El embarazo es una de las etapas donde más cambios experimenta una mujer. Desde la piel, rostro y otras zonas del cuerpo, se ven afectadas en mayor o menor medida y ante las ganas de hacerse un tratamiento estético, surge siempre la pregunta ¿se podrá o no realizar?

La respuesta es que sí, algunos tratamientos te puedes hacer estando embarazada. Acá el listado de los tratamientos permitidos durante este período, aunque recuerda que por muy seguros y aprobados, la palabra final sobre si te los puedes realizar siempre será de tu ginecólogo tratante.

¿Qué tratamientos estéticos se pueden realizar durante el embarazo?

Drenajes linfáticos. Natalia Carvajal, cosmetóloga de Clínica Estética Le Ciel, explica que uno de ellos es el Drenaje Linfático. Es utilizado para tratar la retención de líquidos y es muy seguro,incluso se puede hacer hasta los últimos días previos al día del parto. Las únicas excluidas de esta posibilidad son las mujeres con hipertensión, hipotensión, las que hayan tenido cáncer en los últimos 3 años y las que presenten gran cantidad de várices.

Limpiezas faciales y oxigenoterapia. Otro tratamiento que es compatible con el embarazo son las limpiezas faciales y la oxigenoterapia, los cuales ayudan a que la piel no sufra tanto las consecuencias de los cambios hormonales propios de la gestación. También están los masajes de relajación en cuello, hombros, piernas y cabeza. No tienen contraindicación y ayudan mucho a la
futura mamá a estar más tranquila.

¿Y los tratamientos estético prohibidos durante el embarazo?

Dentro de los tratamientos que evitar está el peeling químico, ya que los trastornos
hormonales que produce el embarazo hace que la cara se pueda manchar por sí sola.
Para prevenirlas lo mejor es utilizar protección solar 50+ y reaplicar cada 3-4 horas
durante el día para prevenir melasmas.

En cuanto a la depilación láser, si se está cursando un tratamiento de este estilo se debe congelar inmediatamente en cuanto se entera la mujer que está embarazada. No está comprobado que sea perjudicial, pero tampoco existe evidencia actualmente de que sea totalmente seguro.

Y ante todo recuerda TODOS LOS DÍAS de tu embarazo, cuidar tu alimentación, hacer ejercicio y ponerte muchísimo protector solar en cara y cuerpo. Tu cuerpo y rostro del futuro te lo agradecerán.