Con el embarazo pasan las cosas más extrañas con el pelo. En mi caso, el primer trimestre fue tan malo, cargado de nervios porque se afirmara la guagua y tomando unas hormonas del terror que el hecho de que mi pelo se me pusiera opaco y quebradizo fue la menor de mis preocupaciones.

Luego en el segundo y tercer trimestre mi cabellera fue digna de comercial, pelo brillante, con volumen, que crecía rápido y como bonus, extrañamente no me salió ni una cana. Todo eso hasta que nació mi hijo y más o menos hacia su segundo mes de vida cada vez que me duchaba o peinaba creo que nunca había visto que se me cayera tanto el pelo, ni hablar del brillo. Con este desastre sobre mis hombros, opté por cortarlo y teñirlo con mechas californianas, junto con eso, encontré algunos consejos en esta fuente de sabiduría que es Internet y que aquí recopilo tras haberlos probado con buenos resultados. Acá van:

1.-Comer proteínas: Aquí hay que hacer una combinación inteligente entre las proteínas de origen vegetal y las de origen animal. En este caso, lo que queremos es que crezca el pelo, por lo mismo, aumentar el consumo de palta, nueces y pescado es lo que nos ayudará a lograr un buen largo de cabello.

2.-Aumentar el consumo de ensaladas: La ecuación es simple, si comemos mal, muchas grasas, a deshora, poco o cualquier otra razón, no sólo el pelo no crecerá sino que toda la belleza se irá a la punta del cerro. Lo mejor entonces es comer sano, con muchos vegetales verdes que aportarán las vitaminas necesarias para potenciar el crecimiento del pelo.

3.-Tomar vitaminas y suplementos: Es cosa de partir a la farmacia y pedir un suplemento vitamínico que ayude a crecer el pelo y las uñas, que contengan vitaminas como la B6 y minerales como el Zinc. También está el aceite de pescado que ayuda a potenciar la salud del pelo y que se puede tomar como pastillas.

4.-Revisar el cuero cabelludo y cuidarlo: Exfoliar el pelo, mantenerlo sin caspa, hacer masajes una vez al mes y utilizar el secreto de la abuelita una vez por semana de echarse vinagre es la fórmula para mantener un pelo sano y que crezca largo y lindo.

5.-Minimizar el uso de secadores, planchas, enruladores: Porque al dar calor al pelo en exceso se va debilitando la raíz y eso frena el crecimiento.

6.-Usar almohadas de satín: Este es un consejo raro, pero al parecer al haber menos estática que con otro material ayudamos al pelo a que “descanse” y se active en su crecimiento.

7.-Usar cepillos de cerdas suaves: Un cepillo muy duro o muy grueso debilita la raíz y firmeza del pelo.

8.-Tratar de no teñirse el pelo: Es mejor hacerse mechas o visos pero solo si es muy necesario teñirlo y tratar de que sea sin amoniaco.

9.-No contarse el pelo con tanta frecuencia: Aquí derribamos un mito, no por cortarse el pelo este crece más lindo. El crecimiento es de la raíz y eso es lo que hay que mantener en perfecto estado.

10.- Y por último, un dato muy importante es que por muchas maravillas que puedas hacer para hacer crecer el pelo, siempre habrá una verdad implacable: tu heredas el largo total del crecimiento del pelo, o sea tus padres desde que te crearon determinaron que tan largo tendrías el cabello.