Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Agosto 24th, 2016 - Sin Comentarios »

4 factores claves para entender las pataletas o berrinches

Pataleta, berrinche, mañas, rabietas. Pueden ser muchos los nombres para este momento que todos los padres (todos, sin excepción, incluso “los perfectos”) tememos especialmente, cuando estamos en público, frente a los ojos de todo el mundo, esperando ahí para juzgar, criticar o darnos reveladores consejos de cómo manejar la situación, como si tú antes no lo hubieses ya hecho.

Entendiendo las pataletas

1.¿Qué son las pataletas, rabietas o berrinches?

Las pataletas o berrinches expresan en esencia un gran sentimiento en el niño: Frustración, tanta frustración que se convierte en una rabia descontrolada, él mismo no se puede controlar y en plena pataleta hasta se sorprende de su rabia, puede sentirse hasta asustado de él mismo y cuesta muchísimo a veces que puedas calmarlo, en general terminan cuando ellos lo deciden.

2.Edad de las pataletas

Las pataletas, según documenta el portal Babycenter, suelen suceder entre los 1 a los 3 años, no obstante, “hay bebés que pueden tenerlas incluso a partir de los nueve meses, y hay muchos niños de cuatro años que, aunque a sus padres les cueste admitirlo, todavía se tiran en medio del supermercado a patalear.”

3.¿Qué es lo que causa una pataleta, berrinche o rabieta?

Extrayendo la información de Babycenter, tenemos que tener claro que no todos los enojos de nuestros hijos pequeños son o se transformarán en pataleta. “Los niños pequeños pueden intentar escaparse, gritar, dar patadas en el suelo o ponerse tan tensos que no puedes meterlos en sus carreolas, sin tener una auténtica rabieta.”

Las pataletas son la descarga de una frustración o una suma de frustraciones y tensiones que van acumulando los niños y que ante la imposibilidad de hablar o de racionalizar la conducta, la expresan a través del único medio que conocen para liberar esta gran carga. Llorar, gritar, vomitar, dejar de respirar, tirarse al piso, golpearse, correr, patalear en el suelo. Son muchas las maneras físicas en las que el niño expresa esta frustración y rabia y para que la pataleta pase, como padres podremos contribuir a que exprese su rabia, ayudando sin duda a que se calme, pero es parte de él también encontrar la manera o la forma de calmarse, no sirve DE NADA decirle que simplemenete “no lo haga o deje de hacerlo”.

4.¿Qué hacer entonces para poder lidiar con la pataleta, berrinche o rabieta?

Estar atenta a las señales. Uno como mamá aprende a “leer” a su hijo y suele presentir cuando se acerca la pataleta, qué o cuáles serán los factores gatillantes y frente a eso, lo mejor es cubrir todas estas variables, especialmente en público, que gatillarán la pataleta. A continuación, algunos tips para actuar frente a una de ellas:

1.Mantener la calma.

2.No gritar, no es una competencia.

3.No pegarles, bajo ningún motivo, la violencia es la respuesta.

4.No ceder. Sí la pataleta comenzó por un NO tratar frente a todo de mantenerlo. Acá una nota con 8 grandes NO a enseñar a los niños.

5. Contener, abrazar, intentar de calmar desde una verdadera empatía, con paciencia y mucha calma.

6. Si sientes que pierdes la paciencia TÚ, entonces da una vuelta, toma aire y luego vuelve, todo será más fácil cuando tú estás en control de la situación.

7. Si la pataleta es en público, no dejarlo, levantarlo y llevarlo a otro lado, no dejar que sea el centro de la atención, eso es avergonzante tanto para él como para ti.

Relacionados