La salida de vacaciones de nuestros hijos muchas veces trae consigo una serie de desafíos que no teníamos presupuestados. No obstante, mientras vamos resolviendo logísticas y sacando el “día a día”, del verano, queda una gran pregunta que nos ronda todo el día: “¿Cómo entretenerlos y que no pasen todo el día frente a una pantalla, sea la TV, una tablet o el teléfono?” Acá 5 estrategias a implementar:

1.Organizar los juguetes bajo la consigna “mientras menos haga el juguete, más hará el niño”. Así se cumplirá objetivamente el propósito de que pasen un buen rato del día jugando, creando, imaginando y desarrollando habilidades antes que pegados a una pantalla. Por eso, deja tú organizados los juguetes con los que jugarán en el día: bloques, estructuras para armar, juegos simples, sin tanta luz y parafernalia.

2.Organizar el día con una agenda.
Si tu hijo queda al cuidado de otra persona, lo importante será que ésta te ayude a organizar el día y cumplirlo. La rutina da pautas y evita que se consuma el día completo en hacer poco y nada. Y esta parte es muy simple, solo piensa en qué podría hacer tu hijo cada 2 horas y verás cómo el día se va volando.

3.Ver en tu barrio clases o escuelas de verano. Es cosa de salir a buscar, de informarte y de tener una actitud tú proactiva al respecto, nada llega a tu casa golpeando la puerta y parte importante de la maternidad es movernos nosotras por nuestros hijos.

4.Dejar que vean TV o usar tablets o teléfono siempre y cuando sea regulado y el niño pueda entender ese compromiso. Si tu hijo tiene menos de 2 años, no entenderá que hay un tiempo de uso para las pantallas y lo más probable es que todo termine en llanto, por lo que solo si es mayor de 3 años, vale la pena hacer ese compromiso, antes, haz la prueba y te darás cuenta de que no las necesitan para entretenerse. Más efectivas siempre serán las plasticinas, los lápices y los juguetes.

5.Pasar tiempos de calidad cuando vuelvas del trabajo y los fines de semana. Todo en la vida se compensa y ellos no notarán tu ausencia si al volver del trabajo dejas por aunque sea media hora todo de lado para estar solo con ellos y los fines de semana, que la ciudad sea tu lugar de vacaciones, para ellos y también para ti.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Tendencias x Nosotras donde soy columnista en el diario Hoy x Hoy.