Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Junio 13th, 2017 - Sin Comentarios »

5 formas en que el pañal tipo Pants nos ayudó en el proceso de aprender a ir al baño

Todos los niños son únicos y cada uno avanza a su ritmo, por esto, no voy a caer en el cliché de que “las niñitas hacen más rápido tal cosa o los niñitos tal otra.” En el caso de mi hija, de dos años, el proceso de aprender a ir al baño ha sido a sus tiempos y si tuviera que comparar, lo que significó para mí como mamá enfrentar estos dos “potty training”, claramente debo hacer referencia a la primera vez que enseñamos a nuestro primer hijo a ir al baño.

Mi hijo mayor, cuando tenía casi 2 años y medio y ya se sacaba los pañales, especialmente en la noche, cosa que está demás decirles, odiaba con el alma, había empezado a avisar por pipí y desde su jardín infantil nos llamaron un día para contarnos que en noviembre de ese año, 2014, a un mes de que naciera mi segunda hija, a él le correspondería una semana o 15 días (dependiendo de qué tan rápido anduviera), de tiempo dedicado completamente a él y a su control de vejiga y esfínter.

Ese entrenamiento, más toda la dedicación en la casa dio buenos resultados. Llegó diciembre y estaba sin pañales, pero nació su hermana y volvimos a cero por todo un mes. Al principio traté de repetir todo el proceso de nuevo, pero luego me rendí y preferimos esperar. En febrero del 2015 volvimos a intentarlo y esta vez fue la definitiva, tanto así que un par de meses más tarde, dejó también los pañales de noche.

Ya con esa primera experiencia a cuestas, comenzó el proceso de mi hija hace un par de meses. Partió avisando cada vez que quería ir al baño y solita se bajaba su Pampers Pants, todo esto fue más o menos en un mes y si bien ya no usa pañales de día, el pañal de noche no me apuro por sacárselo, ella sabrá el día en que no lo necesitará más.

De estas dos experiencias, creo que un elemento clave que me ayudó muchísimo a hacer más simple el enseñar a ir al baño a mi segunda hija fue el utilizar, a partir del año (mi caso), fueron los Pampers Pants. Acá las razones:

5 formas en que el pañal tipo Pants nos ayudó en el proceso de aprender a ir al baño

1. Han sido los aliados perfectos a su personalidad. Porque los niños no paran, desde que comienzan el día hasta la noche, donde incluso a veces se mueven más al dormir. Mi hija tiene un día muy atareado en sus múltiples tareas de bebé y por lo mismo, los Pampers Pants han sido su mejor aliado para correr, saltar, caminar, dormir moviéndose como un trompito y correr al baño cuando ya está a punto de hacerse pipí.

2.Le dio un impulso a su autonomía. El hecho de que ella pueda bajarse y subir los pañales, nos ha ayudado para que en las mañanas vaya solita al baño por ejemplo y cuando estaba en el proceso de entrenamiento, ella se sentía muy comprometida en sus misión al tener que ser ella (y solo ella, no dejaba que la ayudara) a bajar su pañal o sacarlo si no alcanzábamos a llegar al baño.

3. Me ayudaron a ahorrar un poco más en pañales. Los Pants absorben muy bien la humedad del pipí y luego, al ya empezar a avisar, podía estar con máximo 2 pañales durante el día si es que no tenía ningún accidente. Además, su indicador de humedad me confirma cuando es hora de un cambio. En las noches, usamos aún el Pants y tiene una muy buena performance también.

4.Hizo más fácil la transición de cambiar el pañal por ropa interior. Cambiar el pañal tradicional por uno tipo Pants en el día resultó ser muy efectivo, porque así cuando llegó el momento de comenzar a usar ropa interior, no tuvo ningún problema con la transición.

5.El cambio de pañal pasó a ser un trámite. Ya no más mudador, que por favor hijo mío quédate tranquilo, ni luchar por media hora con el cambio. Se los cambiaba de pie y de noche es mucho más fácil prepararla para dormir o en las mañanas para vestirla, porque los Pampers Pants se ponen como ropa interior y se sacan fácilmente al rasgar el pañal de los laterales. Además, la cinta adhesiva en la parte trasera externa da para mayor facilidad al momento de desecharlos.

Algo muy importante a considerar es que, a diferencia de los pañales de entrenamiento, los Pampers Pants están diseñados para acompañar el desarrollo de los bebés desde pequeños (disponibles desde la talla M) que son activos y que les gusta andar de arriba para abajo.

¿Y ustedes mamás? ¿Utilizan los pañales tipo pants o calzón?

Post Patrocinado por P&G

Relacionados