Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Junio 29th, 2016 - Sin Comentarios »

¿Cómo lograr que mi hijo entre 1 y 3 años pueda dormir mejor? 7 simples y efectivas soluciones a implementar hoy mismo

Desde que nacen nuestros hijos, nos predisponemos durante largo tiempo, como casi por inercia, a que no dormiremos al menos por un par de años, o bueno, como dice mi madre, a no volver a dormir de corrido nunca más, especialmente en la primera y más crítica etapa del recién nacido.
Pero luego los niños van creciendo, comienzan a avanzar en su desarrollo y mágicamente te encuentras con una noche donde lo acostaste a las 7- 8 pm y no despertó hasta la mañana siguiente. En esa noche mágica, donde no entendiste muy bien qué paso, piensas que no volverá a suceder. Sin embargo, ¡sucede de nuevo!

ALGO NO ANDA BIEN piensas otra vez, y lo observas toda la noche, conversas con tu pareja al respecto, buscas en Internet información, preguntándole a Google cosas como “¿por qué mi hijo está durmiendo tantas horas?” y luego de leer mil datos, llegas a la conclusión que tu pequeño está creciendo y así te empiezas a acostumbrar a que ahora tienes (al fin) la posibilidad de tú volver a dormir.

Pero a veces puede suceder que en cuanto comienzas a sentirte cómoda con esta renovada libertad de sueño, todo cambia, tu hijo ha seguido creciendo y así también sus patrones de sueño. Dejó de hacer siesta por ejemplo, le cuesta quedarse dormido, despierta muchas veces durante la noche. Y así, comienzas o re-comienzas, el ciclo de “tratar de que mi hijo se duerma”, en versión número mil.

¿Y cómo poder solucionar esto? Aunque parezca complejo, o una tarea imposible, la solución o soluciones, pueden ser más simples de lo que parecen. Es cosa de revisar qué factores están impidiendo un buen dormir e implementar cambios. A continuación, un listado con el factor problema y la posible resolución:

7 factores a considerar para lograr que tu hijo duerma mejor

FACTOR 1: PAÑALES QUE NO PASAN LA PRUEBA DE 12 HORAS/PAÑALES INCÓMODOS

SOLUCIÓN: Un buen pañal para la noche debe cumplir con los siguientes requisitos: ser de máxima absorción, ser suave, no apretar y estar en la talla apropiada, incluso puede ser una talla si tu hijo está cerca al límite de talla/peso recomendado.

Mi experiencia en este tema ha sido de ir descubriendo que mientras más resista un pañal sin que se pase en las noches y que además distribuya el pipi y no lo “amontone” en un solo punto, es un pañal que ayudará a lograr un mejor descanso para los niños. En este sentido, he comprobado, tras varios intentos fallidos, que la línea Premium Care de Pampers es la que mejor resiste y distribuye la absorción nocturna con su tecnología de capas, con una capa interna que absorbe, retiene y distribuye el pipi y una capa externa suave como el algodón, pero que no contiene fibras de algodón, y que mantiene más seco el pañal y que al tacto y al movimiento se siente muy cómoda. Y la capa de afuera es respirable para asegurar que el potito se mantenga ventilado, pero no húmedo.

pampers post (2)

Un buen pañal no solo asegura que no se pasarán, también debe tener una textura suave, que ni lo sienta tu hijo al dormir, ¿se han fijado que los pañales muy gruesos o con formas muy rígidas no se adaptan al cuerpo y quedan como colgando? Pues bien, eso es algo que NO debe pasar al momento de poner un pañal a tu hijo en la noche. El pañal debe quedar cómodo porque los niños se mueven muchísimo durante la noche y cuando eso no ocurre o cuando hay otro elemento que les está molestando, se despiertan más seguido, algo absolutamente comprobado, lo que me lleva a los siguientes factores.

FACTOR 2: LA ROPA ADECUADA

SOLUCIÓN: La ropa para dormir debe ser muy cómoda, suave y acá te podrán dar muchos consejos respecto a qué tipo de pijama debe usar, pero nada funcionará mejor En mi experiencia, luego de dos niños muy diferentes en cuanto a preferencias en pijamas, me he quedado con pijamas que no tienen patitas, de algodón y de dos piezas. Esto porque al tener patitas, tipo ositos, rápidamente les quedaban chicos o se estiran, de algodón para evitar exceso de transpiración y dos piezas para evitar que les aprieten de los pies o la pancita con el cierre.

FACTOR 3: NO CONTAR CON LOS ELEMENTOS DE SEGURIDAD A LA MANO

SOLUCIÓN: Siempre, siempre, tener un tuto o mantita de reserva y un par de chupetes en caso de emergencia si es que lo usan, puede ser también un juguete, un trapito, cualquier cosa puede ser un objeto transicional y de seguridad para dormir, lo ideal es que estos objetos se los presentes desde los primeros meses para que ellos elijan finalmente con cual se sentirán más seguros para dormir.

pampers post

FACTOR 4: EL AMBIENTE NO ES EL IDEAL

SOLUCIÓN: Un ambiente muy caluroso al dormir no es el ideal, es un mito cuando te dicen que debe dormir con mucho calor, lo ideal es que tu hijo duerma en el mismo ambiente que tú, a temperatura similar y sin luz, necesita la oscuridad para favorecer un buen sueño, si es que no puedes, un “espanta cucos” o luz de seguridad que sea de buena marca y ojalá LED puede ayudar. Si aún duerme en tu cama, crea un ambiente seguro para el sueño, sin muchos cojines o mantas que lo tapen demasiado. Si duerme en cuna o camita, lo mismo, especial cuidado en los laterales de cunas o “bumpers” que en países como Estados Unidos están prohibidos. Esto corre también para muchos peluches, juguetes, etc. Puedes revisar más medidas de seguridad para el sueño en esta nota.

pampers post (1)

FACTOR 5: LAS RUTINAS MUY RIGIDAS O INEXISTENTES

SOLUCIÓN: Establecer rutinas que sí se puedan cumplir, cosas sencillas, leer un cuento, darles un pequeño baño, conversar un ratito y mantenerlas y sobre todo, acostarlos temprano es fundamental. Acá puedes leer en esta nota por qué es importante que duerman más horas. Otro detalle muy importante es tratar de mantener algunas rutinas tú, por ejemplo, siempre llevarlos a dormir con un pañal recién cambiado, crear un ambiente propicio que favorezca el sueño y también puedes aplicar estos prácticos tips para lograr que la hora de dormir sea un éxito.

pampers post (3)

FACTOR 6: ALIMENTACIÓN NOCTURNA

SOLUCIÓN: Regular la última comida de la noche, consultar al pediatra por la mamadera o tomas nocturnas. Con dos hijos, tengo dos visiones del tema, el mayor tomaba su última leche entre 3 y 4 am y luego de eso quedaba despierto, eso fue hasta el año y medio y era agotador. Luego por recomendación de su pediatra fuimos todos los días moviendo la última mamadera o la primera del día, a las 12 de la noche hasta que a los 3 años se reguló y hoy la toma antes de dormirse y muy importante, lavarse los dientes. Mi hija menor en cambio toma mamadera entre 12-1 de la madrugada y luego sigue durmiendo, no se despierta con la comida pero sí se despierta si debo cambiarle el pañal, por lo mismo, ya aprendí mi lección y me voy a la segura con el Pampers Premium Care.

FACTOR 7: TU ANSIEDAD POR QUE SE DUERMAN

SOLUCIÓN: A pesar de que puedas tener muchas cosas por hacer, que estés cansada, con sueño tú también y que ya no tengas la misma paciencia con la que comenzaste el día (especialmente cuando llevan un largo rato sin poder dormirse) Es importante mantener la calma, estar tranquilas y tratar de mantener un ritual, si es que duerme contigo o no, lo importante es ser consistentes en la hora de dormir y no desesperarse porque finalmente se crea un ambiente de no calma que no beneficia a nadie.

Si aún no has implementado algunos de estos cambios, entonces empieza hoy mismo porque por experiencia les cuento que en cuanto yo comencé a aplicarlos, con mis dos hijos, al menos hemos logrado que duerman al menos por 6-8 horas seguidas, sin interrupciones, al menos unas 5 noches por semana y eso en el mundo de los padres es sencillamente, algo ¡increíble! Para más consejos, te invito a revisar los consejos de Pampers sobre el sueño.

Relacionados