Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Agosto 4th, 2017 - Sin Comentarios »

7 razones para identificarte como una mamá millennial

Toda generación tiene sus propios códigos, formas de ver y actuar ante la vida y se identifican con ciertas tendencias. La generación millennial no es diferente a esta realidad y es hoy la generación a la que muchas mamás jóvenes pertenecemos.

Los millennials, abarcan a todos los nacidos entre los años 1981 y 1996. Y yo, identificada absolutamente como millennial, les cuento que todas las características que acompañan a quienes pertenecemos a este grupo, me calzan perfecto, especialmente siendo mamá.

Acá las razones que de seguro, a muchas de ustedes también identificarán como mamás millennials:

1. El teléfono es su mejor aliado pero al mismo tiempo puede ser el peor enemigo. Así es y como todo puede ser de extremos, las mamás millennials se apoyan en la tecnología para informarse, mantenerse conectadas con el mundo, especialmente en los primeros años donde la crianza es más intensa, para pedir también ayuda y sobre todo, para compartir los distintos momentos de su vida de mamá. No obstante, esta hiperconexión y relación constante con el teléfono tiene su lado menos amable con generar una constante necesidad de estar en el teléfono todo el día o dejar de lado conexiones importante de relaciones personales “en la vida real” por sentir que con estar todo el día conversando por teléfono está bien.

Relacionado: 6 aplicaciones móviles para ayudarnos en la maternidad

2. Las redes virtuales de amistad son su mejor compañía. Lejos, en esos primeros meses, en el embarazo, en fin, en distintas etapas, las mamás millennials hoy crían en red. A través de Whatsapp, de Instagram o de diversos grupos en Facebook.

3. Son un desafío para la publicidad y para las marcas. Ya no se compran la publicidad tradicional y necesitan saber bien qué beneficios les reportarán de forma personal un producto, por lo mismo, los blogs y recomendaciones de otras mamás se vuelven más importantes que la opinión de una famosa que probablemente nunca usaría o ha usado la marca o producto. Por otra parte, compran en línea o ven primero el producto por Internet antes que en una tienda porque bueno, no hay tiempo para ir a la tienda pues.

4. Se cuestionan la forma en que fueron criadas o el entorno generacional en el que crecieron y valoran el encuentro de nuevas tendencias. No se quedan con un “es que en mi época se hacía así”. Los nuevos “consejos de la abuelita”, son los que encuentran en diferentes publicaciones en Internet y Redes Sociales y asumen en que es necesario cambiar ciertos esquemas en los que ellas crecieron en pos de una forma única de criar.

5. Se empoderan de su rol de madre desde que se embarazan. Y lo transforman en el desafío más importante que han asumido en su vida. Se informan, cuestionan, buscan buenos especialistas para cada necesidad y aunque a veces eso signifique complicarse un poco más de la cuenta, sienten que este esfuerzo vale la pena.

6. Se autorrealizan profesionalmente o desde un área de talento. Si ya han decidido dejar de trabajar, buscan muchas veces cómo seguir produciendo pero desde lo que les gusta hacer, más de lo que “deben hacer”, y dejan mucho de lado con tal de conseguir esta idea de ser feliz trabajando y criando.

7.Entienden que no se puede tener todo y no es un sacrificio ganar menos dinero por estar más en casa. No les complica dejar de trabajar formalmente dentro de un lugar o llegar a ser jefas por estar más con sus hijos.

Al respecto, la antropóloga Valeria Fornes señala en una entrevista al diario argentino Clarín que: “las nuevas madres son permeables a negociar ciertas libertades, si en favor de ellas se ha resignado el derecho al disfrute de la maternidad: “La sobredemanda laboral ha impulsado a algunas a colgar el guardapolvo, el trajecito o los tacos para gestionarse un trabajo sin horarios ni jefes, con más diposibilibidad para la crianza pero también en función de sus deseos y proyectos, resignando bienestar económico por autorrealización”. Teletrabajo, coworking, networking y freelancismo parecen ser palabras claves a la hora de sortear la dicotomía entre la vida profesional y la familiar. Una vez más las nuevas tecnologías son aliadas estratégicas de esta nueva generación de mamás”.