Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Febrero 10th, 2017 - Sin Comentarios »

¿Cómo duerme tu hijo? Prácticos tips para un sueño seguro

bebe durmiendo seguro

El buen dormir de nuestros hijos es fundamental y como padres, debemos tomar siempre las precauciones necesarias para que pueda estar seguro y lograr el descanso suficiente, sea para sus siestas o la noche.

Un reciente estudio publicado por la Sociedad Americana de Pediatría, reveló que un alarmante número de bebés no duermen en ambientes correctos, lo que sin duda, representa un gran riesgo para su salud y para su correcto desarrollo.

Dentro del reporte presentado, donde se investigó a un total de 167 bebés, de los cuales 160 participaron el primer mes, 151 a los 3 meses de vida y 147 continuaron siendo estudiados a sus 6 meses, factores como el uso de cojines, colchones muy blandos, cunas inseguras o dormir con el bebé en la cama de los padres sin tomar precauciones, son los que más se mencionan.

A continuación, una lista de tips para considerar y lograr así el mejor sueño para nuestros pequeños:

1. Acostarlos boca arriba, nunca de lado con cojines que lo afirmen o boca abajo. Los famosos “acomodadores” o sujetadores tipo cojín están vetados por la Academia Americana de Pediatría, lo mismo corre para acostarlos antes del primer mes de vida de lado o boca abajo, la evidencia muestra que al acostarlos boca arriba se ha reducido el riesgo de muerte súbita en recién nacidos en Estados Unidos.

2. El colchón debe ser firme y nunca dormir sobre almohadas. Los bebés no deben dormir sobre superficies que puedan hundirlos y taparles las vías aéreas por opresión. El colchón de la cuna tiene que tener una densidad en la espuma y adecuada y que esa espuma no se deforme, lo mejor en este caso es ir a una tienda especializada y pedir asesoría para la compra, idealmente, un colchón nuevo porque uno usado puede tener algunas fallas propias del uso.

Respecto a las almohadas, aunque tenga reflujo y sea salvador que duerma ahí, mejor compra la almohada anti reflujo que se ubica por debajo del colchón de la cuna o bien inclina la cuna pero no es recomendable que duerman sobre almohadas.

3. La cuna no debe estar cubierta con cojines laterales amarrados a las barandas ni tampoco dejar espacios vacios que no cubran el colchón. Los famosos “bumpers” o laterales de cuna que tan bonitos se ven y que ojalá sean bien gorditos y mullidos, son un gran NO para la AAP, esto porque el bebé podría eventualmente rodar y ahogarse en ellos y por otro lado, impiden el paso del aire en la cuna, creando un ambiente encerrado que no les favorece.

4. Se recomienda al dormir con los papás que no duerma al medio sino a tu lado, en cunita de colecho o bien protegido por ti para evitar que pueda caerse o ser aplastado. Respecto al colecho, la AAP establece que puede ser una práctica segura si se toman estas precauciones y que además tanto mamá como papá no tengan sobrepeso y jamás consumir drogas y alcohol y luego hacer colecho.

5. Nunca hacerlo dormir en su coche, silla de auto o nido. Esto se entiende cuando se hace por períodos prolongados, puesto que no podrá mover bien su cuello y podría ahogarse, lo mismo al hacerlo dormir apoyando la cabeza sobre un cojín. Nuevamente, aunque sea tentador ver que ¡por fin! se quedó dormido en su silla o coche, no es práctica segura, especialmente en recién nacidos, existe una gran evidencia de muerte súbita en estos casos y por lo mismo, no hay que arriesgarse.

Sobre estas nuevas guías, la Academia Americana de Pediatría, considera que pueden ser un verdadero aporte para los padres, especialmente padres primerizos, que a menudo consideran como seguras algunas prácticas que han visto o les han comentado que funcionan en otros bebés, cuando la realidad es que todos los niños son distintos y los estudios se han actualizado precisamente para mejorar la calidad de vida de todos los bebés.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Tendencias x Nosotras donde soy columnista en el diario Hoy x Hoy.

Relacionados