Por: - Septiembre 15th, 2015 - Sin Comentarios »

¿Dónde y cómo hacer amigas-madres? Lugares y situaciones para encontrarlas

Con niños, hacer una nueva amiga -una amiga-madre- es todo un desafío, las ves en el colegio, en la plaza o el parque, en el supermercado, la consulta del pediatra y piensas: “tengo tanto en común con ella que me encantaría ser su amiga”, pero resulta que en esta etapa de nuestras vidas es un tanto complejo hacer amigos, uno porque ya como dice el dicho “no se puede hacer viejos nuevos amigos” o bien porque no hay tiempo.

A pesar de estas verdades, como mujeres tenemos un espíritu siempre sociable y más aún si hay tanto por compartir con el día a día de nuestros hijos. Por lo mismo, para mi es fundamental contar con amigas de este tipo y ojalá llegar a formar un grupo, me cambié de ciudad hace poco y lamentablemente mis amigas están lejos, y por más que la tecnología ayude, a veces se necesita la presencia o la cotidianidad de verlas. Así es que observando, he ido encontrando los escenarios donde es más fácil lograrlo, que a continuación detallo:

1. Busca una amiga en redes sociales que haya sido o es madre de un hijo que tenga más o menos la misma edad que el tuyo. Las redes sociales ayudan en todo ámbito y no es necesario explicar cómo funciona la mecánica de hacer amigos por esta vía pero si vas a buscar a una amiga madre debes considerar que para lograr una “momfriend”, en Facebook por ejemplo, hay que:

* Si es amiga conocida o amiga de una amiga que agregaste después de un Baby Shower o cualquier otro evento, empieza de a poco a comentar sus fotos y nunca cometas el error de revisar sus fotos del pasado, digamos 2008 por ejemplo, eso te llevará directo a la lista de stalkers y no queremos ir a parar ahí.

* No te metas en discusiones ideológicas con ella…tan pronto. Ahora si es demasiado política o no comparten ciertas visiones religiosas o de otra índole quizás es mejor decir adiós antes de que la amistad avance. La idea de tener una amiga-madre es compartir la maternidad y sus devenires y no asuntos de estado. Eso es para otras amistades.

* Comparte con ella tus intereses, notas, imágenes y contenido que después puedan comentar. Siendo mamá te queda poco tiempo para verse entonces qué mejor que mantener viva la comunicación que a través de este medio, conversando y buscando temas y cosas que las vayan uniendo, así el día en que realmente puedan juntarse, tendrán material para romper el hielo.

2. Encuentra amigas-madres en el jardín de tus hijos o colegio. Nada como estas instancias para reunir a las madres. Aprovecha una reunión de apoderados o cuando vas a buscar o a dejar a tus pequeños y en esos momentos inicia una conversación casual basada obviamente en los hijos. De ahí de a poco avanza en las conversaciones hasta llegar a la esperada “cita” donde los niños se juntan a jugar. En otro post hablaré de todo lo que implicará esa cita. Coming soon.

3. Busca amigas-madres en grupos de apoyo o actividades grupales. Si tienes la suerte de poder tener cerca una alternativa como ésta entonces tómala de inmediato, en este tipo de grupos están todas las mamás en búsqueda de lo mismo, amistad y apoyo entre otras mamás así que todo fluirá mucho más natural y te aseguro que nada será forzado o incómodo.

4. Haz amigas-madres en el parque, la plaza o el barrio. Esto de hacer amigas funciona igual como cuando éramos chicas, para hacer amigos hay que salir e ir al parque o la plaza, sino cómo! Así es que sagradamente una vuelta a estos lugares, en horarios estratégicamente estudiados y con juguetes extra y/o algún otro accesorio que haga más fácil la estadía con los niños y que permita conocerse entre mamás mientras ellos juegan.

5. Retoma viejas amistades del colegio o la universidad que estén en el mismo proceso.  De un momento a otro tu Facebook es ahora puras guaguas, y tienes viejos contactos del colegio o la universidad que puedes ver en Facebook o de vez en cuando en reuniones sociales, que están viviendo una realidad muy similar a la tuya. Entonces manos a la obra y a retomar esa amistad! Que al menos tienen un camino previo recorrido y se conocen las mañas cada una y saben cuánto puede volver a avanzar la relación, si es que claro, nunca se pelearon o distanciaron por causas que ni los hijos podrían perdonar. Si frente a todo el “pasado”, deciden volver a ser amigas, bueno, quizás la amistad no se centre en el tema “maternidad” y la idea principal de tener una Momfriend es compartir ese nuevo lado de tu vida y no la vida que tenías antes de ser mamá, porque esa persona y su pasado hace rato ya no existe, sino no tendrías hoy el presente en el que estás. O no?