Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Junio 11th, 2015 - Sin Comentarios »

En época de invierno, ¿cómo aumentar las defensas en nuestros niños?

Desde que mi hijo comenzó a ir al jardín se empezó a resfriar con las más “exquisitas selecciones de bichos”, era cosa de salir de un bicho para entrar en otro, iba una semana y faltaba otra y así nos fuimos durante todo un año. Entrando a su segundo año de jardín todo seguía más o menos igual, la gran diferencia ahora fue que ahora él tenía una hermana y comenzó a contagiarla, razón por la cual, y luego de la hospitalización de mi hija en mayo pasado, decidimos sacarlo del jardín por la temporada de invierno.

Aún así, la cosa no es mágica y estando en la casa se agarró hace unos días otro virus y of course! su hermana también. consultando a algunas amigas todas me recomendaron que comenzará a darle Engystol y en eso estamos. Averiguando más del tema, los responsables en Chile de este producto, perteneciente a la familia de la Medicina Biorreguladora me enviaron información sobre el Engystol y sus beneficios en proteger y aumentar la capacidad de defenderse de virus respiratorios, especialmente cuando se trata de niños alérgicos como mi pequeño.

Este medicamento 100% natural es parte de la familia de medicamentos biorreguladores de Laboratorio Heel y tiene como objetivo prevenir y tratar resfríos u otras infecciones respiratorias. Engystol cuenta con varios estudios publicados que avalan su eficacia para combatir virus respiratorios, y ha sido recomendado por médicos convencionales como terapia profiláctica invernal.

Los medicamentos biorreguladores devuelven el equilibrio al organismo de manera natural. Engystol tiene efecto antiviral contra los virus respiratorios más comunes y estimula el sistema de defensas de cada persona para generar mejor respuesta ante infecciones virales como resfríos, bronquitis y gripe, logrando un sistema inmune fuerte y alerta. De esta manera, aun cuando un niño o un adulto presente cuadros de infección viral, los síntomas serán de menor intensidad y la enfermedad durará menos tiempo.

Un tratamiento preventivo con Engystol -en conjunto con medidas generales de prevención- optimiza la respuesta de las defensas frente a microorganismos invasores de la temporada otoño-invierno. Al ser un medicamento 100% natural y científicamente comprobado, carece de efectos secundarios peligrosos para la salud.

“Un niño sano se resfría entre 8 y 12 veces al año, lo importante es que se defienda bien y no se complique cada vez que pase. Es aquí cuando más ayuda la Medicina Biorreguladora, para apoyar al sistema inmune”, afirma el pediatra experto en neonatología, Hernán Villalón. Ahora bien, qué diablos es la Medicina Biorreguladora me pregunté yo cuando leí esto, acá la explicación:

La Medicina Biorreguladora, cuyos tratamientos son 100% naturales, tiene especial eficacia en los cuadros virales comunes de niños -sobre todo los alérgicos-, quienes son los que más se benefician con este tipo de medicina. “Se supone que un niño está preparado para poder enfrentar las infecciones virales comunes, pero a veces, por razones ambientales o por problemas nutricionales, no están las condiciones para defenderse. Es aquí cuando más ayuda la Medicina Biorreguladora, para apoyar al sistema inmune”.

Según explica el médico, un niño debe enfermarse con cuadros virales comunes unas 60 veces para quedar inmunizado y así poder enfrentar el resto de la vida con una buena base inmunitaria. Esto generalmente ocurre durante los primeros 5 años, cuando empieza a exponerse a sus pares. Ante este escenario, la Medicina Biorreguladora con productos como Engystol se presenta como la gran respuesta para este tipo de patologías y permite que los niños -que pueden usarlo a partir del primer año de vida- puedan defenderse de la mejor manera.

¿Y también sirve para ayudar a los niños alérgicos?

Para enfrentar un cuadro alérgico recurrente, el doctor Villalón puntualiza que es necesario un cambio de vida en conjunto con el tratamiento de Medicina Biorreguladora. “Lo primero que hay que hacer cuando uno enfrenta a estos niños es retirar los agentes agresores, como los alimentos, que pueden estar causando la inflamación. Segundo, identificar si hay factores ambientales -padres fumadores o estrés- y después, simultáneamente, utilizamos los medicamentos biorreguladores”, indica.

Resalta que primero hay que considerar “drenadores y detoxificadores, como el Heel-Kit. En el caso de un niño muy alérgico, se recomienda Nux Vomica-Heelaccord, acompañado de Lymphomyosot. Luego, para inmunomodular usamos Engystol de Laboratorio Heel. Este tratamiento, en conjunto con el uso de algún probiótico, se convierte en una terapia integral, complementando la medicina convencional con la biorreguladora”.