Por: - Agosto 9th, 2016 - Sin Comentarios »

“Smart Dress”, vestirse de forma práctica e inteligente en invierno

Al comenzar los primeros días fríos, (para luego pasar derechamente a un estado de congelamiento permanente) la pregunta que todas nos hacemos frente a nuestro closet (en el que por supuesto nunca hay nada para ponerse) es:

“¿Qué hago con mi ropa de verano o media estación?, ¿la guardo en bolsas y la dejo en la bodega?. Ok, no, mejor la dejo debajo de mi ropa de otoño y aún más debajo de mi ropa de invierno. Ok, mala idea nuevamente, ahora mi closet parece que va a explotar.”

Y así, sin decidir nada, cerramos la puerta del closet y cada mañana es una guerra de decisiones ante un clima que no invita a usar una falda y ballerinas o un blazer de tela liviana, porque aunque el frío sea mucho, llegarás a trabajar o tendrás reuniones o a donde salgas, siempre habrá calefacción al entrar y así comienzas a desabrigarte o no puedes simplemente, porque te vestiste con una o dos vestimentas gruesas y si te sacas ese chaleco, te quedas sin abrigo y no, no se verá bien.

¿Cómo resolvemos entonces esto de vestirse de forma práctica e inteligente en invierno o días fríos?

Fácil, utilizando un concepto que hoy está muy en boga en los fashion blogs. Se trata del “Smart dress”, un estilo que consiste en saber vestirse de forma estratégica e inteligente para el día a día, asumiendo desde, ojalá, la noche anterior, que tendremos que vestirnos, no sólo para el clima, sino que también habrá que armar nuestros outfits pensando siempre en que el dress code puede variar durante el día, es decir, puedes vestirte para ir a trabajar y luego para una tarde de plaza con los niños o diversas otras actividades con ellos donde de seguro, preferirás ir cómoda y liviana en tu vestir pero al mismo tiempo abrigada y con estilo.

Acá son claves 5 prendas:

1. Parka. Debe ser liviana y especial para el frío, ideales las que están rellenas de pluma. En mi caso, he usado desde el otoño viviendo en el sur de Chile el modelo Tamasi de la marca nacional Kivül, que reinventó el concepto de outdoor transformándolo en outside, donde lo importante es andar cómoda, con estilo y bien abrigada con su relleno de 100% plumas que brindan una excelente aislación térmica, manteniendo la temperatura corporal para un mejor confort. Y vaya que es cierto. La uso solo con una polera o chaleco delgado debajo y no necesito nada más para salir a pasear o a diferentes actividades. La versión en negro es lejos mi favorita y la pueden encontrar en las tiendas Kivül a lo largo de Chile y online en Kliper.cl

kivul

2. Camisetas de microfibra y poleras de algodón encima. Las encuentras en grandes tiendas y lo ideal es que puedas ir comprando de a poco varias en colores básicos: negro, blanco, café. Son livianas y no abultan la ropa, por tanto, no te sentirás sobre-abrigada e incómoda.

3. Chalecos o polerones de lana y algodón. Al usar parka, literalmente todos los días entre otoño, invierno y ya en días menos fríos pero cambiantes en el clima, utilizar chalecos muy gruesos o de tejidos pesados, no dan un look muy armado y por sobre todo, cómodo. Mejor dejar ese lindo chaleco largo y grueso para estar dentro de la casa.

4. Pantalones de tela y/o jeans. Acá he comprobado que los pantalones de tela gruesa y los jeans oscuros, de algodón y elasticados, logran armar un muy buen “smart outfit”, principalmente porque al no ser jeans, puedo ir a trabajar y luego, sin la necesidad de tener que cambiarme de ropa, salir con los niños a distintas actividades.

5. Pañuelos, bufandas y tapados para cubrir la zona del cuello y parte del rostro. Si escoges llevar bufanda, ten en cuenta que puedes sentirte un poco acalorada en ambientes cerrados, los pañuelos en cambio, puedes tenerlos siempre puestos. La bufanda puedes usarla igual pero encima y luego, al llegar a un lugar calefaccionado, sacártela junto con la parka, chaleco, chaqueta, en fin, pero aún así, serán solo capas y no un vestuario grueso y abultado que probablemente, tampoco te ayude en esto de verse con estilo, aunque andemos corriendo para todas partes o quede poco tiempo para armar un look, con pocas prendas bien seleccionadas, siempre nos veremos bien.

Así, si nos enfrentamos a un amanecer helado, tarde tibia y noche nuevamente muy fría, podremos irnos sacando las capas de ropa y al volver a salir, abrigarnos con una prenda clave que será la parka, mi amada y buena amiga parka, que elegida como inversión podremos utilizarla durante todo el año, no solo en la temporada de invierno.

Relacionados