Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Febrero 10th, 2016 - Sin Comentarios »

5 estrategias para ordenar los juguetes de tus hijos

juguetes de ninos

Primero fue un juguete pequeño, un sonajero, un perrito de peluche con texturas y sonido, luego algo pasa y un par de meses más tarde, tu casa es sede de una juguetería y ya temes que en cualquier momento, los juguetes terminen por invadir cada espacio de tu hogar, casi como una dominación mundial.

Entonces, ante tan desolador panorama, que sólo aumenta en la medida en que van creciendo los críos, porque cuando ya son más grandes juegan o más bien juegan a desordenar, el resultado de tanta diversión por las tardes es una montaña por ordenar. Si esta es tu exacta situación cada día, acá te dejo simples estrategias que a mi me han servido con el caos juguetístico de mis hijos:

1. Organizar los juguetes por categoría. Monos con monos, autos con autos, juguetes para armar torres, juguetes para jugar a la cocina, etc. Comienza por agrupar todos los juguetes y luego en cajas transparentes (para que los niños vean el contenido) y con una etiqueta o dibujo que las identifique, le vas enseñando a tus hijos que “acá se guardan los autos”, y de a poco irá incorporando en su rutina este orden. Hacer esto también ayuda y potencia sus habilidades de organización y tendencias como la escuela Montessori sugieren separar los elementos de juego antes que tenerlos todos mezclados en un baúl, lo peor es el baúl.

2. Hacer “limpieza” de juguetes una vez a la semana.
Juguetes con los que están todo el día jugando, ya sea en el patio, dentro de la casa, en la plaza etc. y que después se llevan a la boca o toman con las manos sucias, debes lavarlos al menos una vez por semana o bien todos los días, ya sea con un poco de agua con jabón en un recipiente o bien meterlos a la lavadora como se hace con los legos y una malla de ropa interior (acá el tutorial) o bien limpiarlos con una toalla desinfectante y luego pasarlos por agua.

3. Recolectar los juguetes rotos o en mal estado y silenciosamente hacerlos desaparecer. E incluso puede entrar en esta categoría aquel juguete que te regaló ese tío que emite chillidos y chirridos en vez de sonidos agradables. Aunque el juguete sea el favorito, si se transforma en un peligro porque se rompió o se salió la pintura y va quedando ahora en su boca, mejor decirles adiós y esperar a que pase el tiempo para comprar otro o bien pasarles otro juguete para que lo transformen en su favorito.

4. Dejar una caja de juguetes vacía donde entren solo los juguetes favoritos de ellos.
Los niños son estructurados y mientras les enseñas a categorizar sus juguetes según la familia a la que pertenecen, deja una caja “especial” con sus juguetes favoritos, el truco está en decirles que no más de 3 juguetes entran en esa pequeña caja, así de a poco irá aprendiendo a jugar de forma más ordenada y sin el caos de tirar o sacar todo día a día.

5. Hacer rotación de juguetes.
Esta es la mejor emoción de ver en sus caritas, piensan que es Navidad cuando mágicamente aparece un juguete que creían perdido, lo mejor es sacar aquellos juguetes con los que ya no están jugando y guardarlos, así cuando se aburran de un set de juguetes, tienes otro set esperando por ser abierto y disfrutado nuevamente, como si fueran los monitos de Toy Story, esperan ansiosos su turno para que jueguen con ellos. True story.

Relacionados