Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Diciembre 29th, 2015 - Sin Comentarios »

Este es el ritual que necesitas, según la ciencia, para ser más feliz como mamá

mama feliz

Como mamás todas tenemos ciertos rituales para nosotras mismas cada día. En mi caso, todos los días disfruto comenzar con mi café servido en el tazón más grande de todos y nunca, nunca terminarlo, luego paso el día con una serie de otros rituales de los cuales no me doy cuenta, hasta que mi marido o mis hijos me los hacen ver ( y eso que son chicos pero es increíble su capacidad de observación).

Leyendo este artículo de la revista TIME descubrí que tener todos estos rituales es parte importante de lo que nos hace feliz y para saber entonces qué es lo que nos hace más felices? Simple, TIME y su investigación dicen: “tener más rituales”, vale decir, el ritual que necesitas para ser feliz es tener más rituales a diario.

La autora de esta propuesta es la profesora de Harvard, Francesca Gino, que en su libro “Sidetracked: Why Our Decisions Get Derailed, and How We Can Stick to the Plan” (un poco largo el nombre) explica que “el tener rituales nos va enseñando acerca del beneficio que nos reporta, el placer que nos entrega realizarlos siempre, la experiencia recibida es un gran estimulo que nos llama a seguir realizándolos, el repetir siempre algo y hacerlo rutina nos reporta felicidad y por ende, queremos repetirlo siempre”.

Llevando esto a nuestro plano como mamás, la autora del estudio propone que ir configurando el día o los momentos que pasamos con los niños como una serie de pequeños rituales nos beneficia no solo a nosotras como madres sino que también aporta enormemente a los niños, quienes también, a su vez, van armando sus rituales. Acá un listado de pequeños rituales que podemos hacer con ellos y por separado para ir incorporando a diario y ser más felices.

Con los niños.

1- Jugar por 10 minutos (sin mirar el teléfono ni distraerse) un juego de mesa con tu hijo o hijos.
2- Elegir un mismo lugar de la casa todos los días y conversar sobre cómo estuvo el día y qué fue lo que más le gustó hacer a tu hijo. Si tienes más de un niño, hacerlo por separado.
3- Comer en la mesa todos juntos en el horario que puedas, sin interrupciones y conversar de un tema “grupal” sin hablar por separado “los papás y los niños escuchan”.
4- Tener rituales para irse a dormir, donde tú participes, por ejemplo darle un beso y un abrazo, conversar del día, leer un cuento, todas acciones que hacemos a diario pero que no procesamos como rituales, hacerlas más conscientes porque en ellas está la felicidad. Simple y bonito.
5- Salir a alguna parte todos los fines de semana, un paseo, ir a caminar, cualquier actividad que represente una rutina que se incorpore a la dinámica familiar.


Para ti como mamá.

1. “Desconectarte” de todo lo de la casa por 10 minutos al día. Toma tu teléfono, un libro, un juego, la tele, lo que sea que a ti te entregue la sensación de desconexión de la casa, porque se trata precisamente de eso, de lo que a TI te ayude a desconectarte, y hazlo de manera consciente, diciéndote a ti misma “esto lo estoy haciendo para relajarme y resetearme con todo el quehacer de la casa”.

2- Come, toma, disfruta de algún alimento sencillo día a día, elige una fruta, tu café, tu pan o cualquier alimento sencillo y ojalá sin tanta caloría para que sea tu ritual del día, lo que tú sabes que te hará feliz de comer.

3- Revisa una vez al día fotos, videos o recuerda conscientemente algo entretenido o lindo que hayan hechos tus hijos o hijo y dale el espacio en tu día a día, esto sin duda nos devuelve a lo importante, al maravilloso trabajo que estamos haciendo como mamás y nos ayuda también a sacudirnos un poco de las críticas o sobreinformación que a veces nos llevan a pensar que estamos haciendo todo mal.

Relacionados