La fotógrafa californiana Lisa Robinson se especializa en matrimonios y retratos, pero desde que se enteró de su segundo embarazo el 2015, se impuso un desafío: ser capaz de tomar, ella misma, las imágenes de su propio parto.

La noticia del embarazo fue una sorpresa total, con su esposo dejaron de buscar un segundo hijo tras años de intentar embarazarse y viviendo dos abortos entre medio. Con un hijo de 9 años, pensaron que lo mejor era quedarse con un niño y no seguir sufriendo por un hijo que les aseguraron, difícilmente llegaría.

Pero y como relata al Huffington Post, la vida les tenía otra cosa en mente y fue así como llegó Anora, su hija de hoy 6 meses, quien es la protagonista de esta emocionante serie de fotos que la mamá-fotógrafa capturó el día, de su propio parto.

Llevaba con contracciones que iban y venían por más de una semana. Hasta que se me rompió la bolsa a las 3 am, tomamos nuestras cosas, la cámara y nos metimos al auto para ir al hospital- afortunadamente- no fue un viaje muy largo. Cuando llegamos allá, me estremecía con cada contracción y pensé en un momento “no hay forma que pueda sostener la cámara como estoy”.
Entre medio de las contracciones, fui capaz de tomar fotos de lo que veía alrededor mío. La vía, monitores, cosas así, pero era intenso.
    • 3
      Lisa Robinson Photography
Me pusieron la epidural, y fue ahí cuando comencé a sentir que tenía un poco más de control. Fui afortunada, llevaba en trabajo de parto más de 14 horas pero no se sentía tan largo. El tiempo realmente vuela, en parte porque también tuve un muy buen manejo del dolor.
…Y en parte porque mi marido es mi gran apoyo.
Le pregunté al doctor, “¿Tiene algún problema con que yo fotografíe mi parto?”. Él estuvo de acuerdo y muy comprometido, pero cuando llegó a la sala y vio que tenía una gran cámara encima de mi cara, se asombró creo.
    • 6
      Lisa Robinson Photography
¡Tomé fotos mientras pujaba!  Cuando estaba lista para pujar, Traía mis manos y la cámara hacia mi cara. No sabía en lo que estaba realmente en ese momento en cuanto a fotos, no sabía cómo saldrían y si estarían enfocadas, pero hacer esto me enfocó a mi en mi parto.
Parte de mi estaba preocupada que si estaba tomando fotos, no estaría realmente presente, pero estaba totalmente presente. Estaba muy presente cuando ella salió de mí.
Cuando veo estas fotos, puedo recordar exactamente cómo me sentí. Puedo revivir el momento en que mi hija nació.
Amo ver la cara de mi marido en ese momento, el momento en que vio a nuestra hija por primera vez. Él estaba llorando, estaba tan feliz.
Sé que soy afortunada, tuve un parto muy bueno y fácil.
Nuestra hija es muy tranquila, fácil de llevar, ¡duerme! Es un bebé feliz.
Tuvimos contacto piel con piel de inmediato y la amamanté en el mismo instante en que llegó a mis brazos.
Mi mamá tomó esta última foto, le di la cámara en el minuto en que Anora mi hija nació y ella comenzó de inmediato a tomar fotos.