Vitamina | Salas Cuna y Jardines Infantiles
Por: - Noviembre 26th, 2013 - Sin Comentarios »

Trabajo v/s Maternidad: La pareja que no siempre se lleva bien

Así es, por más moderna que me crea, por más que todo esto de salir al mundo laboral sea lo que en mi caso, tengo que hacer para aportar a los ingresos familiares, a veces pienso que desde que soy mamá el trabajo a veces es una tarea compleja, donde uno queda “al debe” en todos lados pero principalmente quedas debiéndole a tu hijo de tu presencia, de tu apoyo y de tu cuidado.

Por lo mismo, pienso siempre durante el día en que me estoy perdiendo momentos valiosos de su vida, momentos donde aprendió algo nuevo, donde finalmente dijo una palabra y tú, por trabajar, te la perdiste, una vez más te quedaste fuera de sus logros diarios y de alguna manera eso tu hijo te lo hace saber y si es que acaso no es él, no te preocupes, ya vendrá alguien que te dirá siempre que “algo le falta porque la mamá no está con él en la casa”.

Trabajo y maternidad son una pareja forzada, que sabemos de antemano que no funcionará pero igual día a día tenemos que intentar que sí resulte, porque a pesar de que una parte de mi daría lo que fuera por no trabajar y estar en casa con mi pequeño, otra parte no concibe el no trabajar, el perderse de la vida laboral y todo lo que ella conlleva.

Como referente a seguir en este aspecto tengo a mi madre, que desde que nací que trabaja, nunca la vi en la casa un día de semana, nunca se tomó un día libre, nunca faltó porque sí, es más, ni a mi ni a mis hermanos nos dejaba faltar al colegio y una chiva para no hacer educación física del tipo “estoy con la regla” JA! Eso para mi madre no existía en su vocabulario. Por lo mismo, mi único ejemplo en el tema del trabajo ha sido ella y creo que en la medida de lo que puedo trato de seguir sus pasos, intentando ser responsable con mi pega y tratando de ser mamá al mismo tiempo.

Porque asumamos, en el trabajo a nadie le gusta la mamá complicada, la que falta porque a su crío le pasan mil cosas todos los días o porque siempre tiene un problema. Complicado, muy complicado.

Por eso, cuando me cambié de pega hace poco, traté de buscar antes que cualquier otro requisito, un trabajo donde pudiera flexibilizar si es que lo necesitará y junto con ello he logrado armar una buena red donde todos, hasta el gato portándose bien, ayudan y así mi hijo si tiene algún problema, puede contar con alguien más si es que yo no puedo. Además mi marido tiene también tiene un trabajo muy flexible y puede salir o trabajar desde la casa y eso es impagable porque finalmente, si queremos más niños en este mundo, tenemos que ayudarnos entre todos a que eso pase o no?

Relacionados