Por: - Agosto 19th, 2016 - Sin Comentarios »

14 impensados beneficios del yoga para embarazadas

El yoga es ideal para cualquier etapa de la vida, pero sin duda, en la etapa del embarazo, se transforma en un aliado increíble no solo para relajarnos sino que también para poder ejercitarnos, estirar lo que está costando estirar y también para aprender a respirar.

Por lo mismo, conversamos con Caroline Deutsh, instructora de Yoga con especialización en prenatal y posnatal del primer gimnasio para niños y actividades físicas para mamás también, B-Active, quien entregó este increíble listado de beneficios que entrega la práctica del yoga durante el embarazo, el cual es ideal comenzar después del primer trimestre de embarazo y con el permiso del ginecólogo:

1. Proporciona y conserva la elasticidad del cuerpo.

2. Aumenta las posibilidades de un parto natural y una rápida recuperación. Debido a que “las posturas de apertura de cadera y movimientos pélvicos permite que el bebé se pueda encajar, de esta manera aumentar la posibilidad de un parto natural. De esta forma se evita la cesárea y tener una recuperación más rápida”, explica.

3. Mantiene la agilidad muscular.

4. Genera y mantiene un estado de calma a nivel mental.

5. Mejora la circulación y retorno venoso. Deutsh explica que “el volumen de sangre aumenta en el embarazo de forma considerable, lo que produce una molestia y cansancio al hincharse piernas y pies. Muchas de las posturas que se realizan en yoga son elevando las piernas, lo que disminuye las molestias”.

6. Se aprenden técnicas de respiración para enfrentar de mejor manera los dolores de parto.

7. Los ejercicios de Yoga estimulan el sistema nervioso del bebé, debido a que “los propios movimientos de las posturas y las caricias afectuosas de la madre al bebé hace que se estimule el tacto y su sistema nervioso central”.

8. Se refuerza el vínculo mamá-bebe, ya que las futuras mamás “aprenden a ser conscientes del cuidado de su cuerpo y su estado de gracia, permitiéndoles conectárse con su hijo”, explica Deutsh.

9. Evita la ansiedad. Deutsh afirma que las embarazadas “atraviesan por un periodo de gran ansiedad en su embarazo debido al cóctel hormonal y la incertidumbre que va creciendo según avanza el embarazo y se acerca el momento del parto. Para poder controlar ésta y otras emociones se realizan respiraciones, cantos de mantras y relajaciones. Además la práctica permite un espacio donde las mamás pueden compartir sus inquietudes y sentimientos con otras gestantes que están pasando por un momento similar, disminuyendo de manera considerable la ansiedad”.

10. Fortalece la columna evitando dolores lumbares.

11. Aporta seguridad a la futura mamá.

12. Mejora el estreñimiento.

13. Favorece el descanso y el sueño, debido a que se realizan ejercicios que estimulan la circulación de la sangre y retorno venoso de la gestante.

14. Mejora el estrés y alivia el cansancio.

¿Ven? Así es que momis embarazadas, vamos por ese yoga.

Relacionados